6 min. de Lectura

Tus dientes están protegidos por una capa delgada llamada esmalte; que es la defensa principal que tiene tu sonrisa para mantenerse sana y fuerte. Con el tiempo, es normal que esta pierda grosor. Dicho deterioro se conoce como desgaste dental o deterioro dental.

El desgaste o abrasión dental es parte del envejecimiento natural de tus dientes. Sin embargo, cuando este es prematuro, deben tomarse medidas inmediatas para detener el daño. 

Tu salud bucal y la de tu familia es muy importante. Si sientes dolor o algún malestar provocado por la erosión dental, evita remedios caseros y acude con un especialista. Sigue leyendo y descubre las causas y soluciones del desgaste dental. 

¿Qué es el desgaste dental?

Para comprender mejor qué es el desgaste dental revisemos los componentes principales de tus dientes: 

  • Esmalte: Capa que cubre tus dientes. Se considera el tejido más duro y mineralizado de todo tu cuerpo. 
  • Dentina: Esta capa se encuentra entre el esmalte y la pulpa dental.
  • Pulpa: Es un tejido blando compuesto por vasos sanguíneos y tejido nervioso. 

La función del esmalte es proteger a tus dientes. Ya que la dentina es porosa, cuando tus dientes pierden su esmalte, la pulpa queda expuesta. El esmalte evita el paso de bacterias que pueden infectar la pulpa y provocar inflamación o necrosis pulpar. 

Es normal que con el paso del tiempo el esmalte de tus dientes se adelgace. No obstante, ciertos alimentos, malos hábitos y otros factores pueden acelerar su deterioro. 

Sigue leyendo y conoce las 4 causas principales de desgaste dental prematuro.

 

Causas y consecuencias del desgaste dental

El deterioro o abrasión dental puede tener desde consecuencias estéticas hasta la pérdida de piezas dentales. Su evolución varía dependiendo de los hábitos alimenticios de cada persona, así como de la higiene y los cuidados dentales.  

 

Trastornos alimenticios

La erosión intrínseca es una forma de deterioro dental y se refiere al desgaste en la parte interna de los dientes. Se presenta en personas que sufren reflujo o que padecen algún trastorno alimenticio, pues los jugos gástricos disuelven el esmalte.  

Cualquier sustancia ácida, con pH menor a 5,5 puede provocar desgaste dental. Debes tener especial cuidado con las gaseosas y los alimentos con un nivel de acidez elevado. Esta es una de las razones por las que el cepillado y el enjuague bucal son claves en tu rutina de limpieza. 

 

Bruxismo

El bruxismo es el hábito involuntario de rechinar los dientes. Su origen puede obedecer a diversas razones, pero su efecto es el mismo: desgaste dental, sensibilidad y, en algunas ocasiones, quiebres o fracturas en una o más piezas dentales. 

 

Algunos hábitos pueden dañar tus dientes

Photo by JESHOOTS.COM on Unsplash. Licencia CC0

 

Este hábito es más común durante las horas de sueño, por lo que muchas personas ignoran que lo padecen. Si despiertas con dolor o malestar en tu dentadura, acude a una cita con tu especialista a la brevedad. 

 

Mala técnica de cepillado dental

Un buen cepillo de dientes de cerdas suaves y una técnica de cepillado correcta es fundamental en una rutina efectiva de higiene dental. Cuando cepillas con mucha fuerza puedes provocar desgaste dental y retracción severa de las encías

Pregunta a tu especialista sobre la técnica adecuada para cepillar tus dientes. Recuerda que el uso de seda dental y el enjuague bucal son el complemento perfecto para una boca sana y una sonrisa perfecta. 

 

Oclusión dental defectuosa

Al igual que el bruxismo, este tipo de desgaste dental es provocado por tus dientes

Ocurre cuando el alineamiento de tus dientes no es el correcto. Sus causas pueden ser hereditarias; uso prolongado de biberón o chupete; dientes extras, traumatismos, entre otros.

Existen tres tipos de oclusión dental defectuosa: 

Tipo 1: Ligera superposición de los dientes de arriba sobre los inferiores. Podría pasar por una mordida normal, pero el roce es suficiente para generar deterioro. 

Tipo 2: Conocida como sobremordida o también como retrognatismo, en este tipo de oclusión defectuosa los dientes y maxilares superiores se sobreponen a los dientes y maxilares inferiores. 

Tipo 3: Recibe el nombre de submordida o prognatismo. Es lo opuesto al tipo 2, ya que en este caso los dientes y la mandíbula inferior sobresalen, cubriendo los dientes y el maxilar superior. 

 

Los brackets evitan deterioro dental

Photo by Reimond Mar Depra from Pexels. Licencia CC0

¿Se puede detener el desgaste dental? 

Si en tu visita al dentista te diagnostican desgaste dental, es probable que en esa misma sesión descubras la causa. Ese es el primer paso para detener el daño y evitar que alcance consecuencias aún más graves.  

Cuando el desgaste está relacionado a los malos hábitos, será necesario parar esas malas conductas. Tu especialista te ayudará a identificarlas y deberás trabajar en eliminarlas para detener el deterioro dental. La solución sí está en tus manos. 

Si tu deterioro dental es resultado de una oclusión defectuosa o ha sido provocado por bruxismo, tu dentista tiene soluciones para ti. Tras una revisión cuidadosa, recibirás un diagnóstico acompañado de un tratamiento de ortodoncia sugerido. 

La Ortodoncia se encarga de corregir la posición de tus dientes. Tiene fines tanto funcionales como estéticos. Busca dar solución al dolor, el desgaste dental e incluso a problemas fonéticos de los pacientes. 

En Dentisalud encontrarás tratamientos de ortodoncia con la más alta tecnología y con el personal más capacitado. Nuestros brackets de última generación son una excelente opción para recuperar tu sonrisa. Somos Odontología Responsable a tu alcance. 

 

Conclusión 

El desgaste dental también se conoce como abrasión o deterioro dental

La pérdida del esmalte dental es parte del proceso de envejecimiento, pero cuando dicho proceso se acelera, puede causar graves problemas. 

Sea cual sea la causa de tu deterioro dental, tenemos una solución para ti.

En DentiSalud contamos con la más alta tecnología en tratamientos de ortodoncia invisible y brackets de última generación. 

Si presentas dolor, sensibilidad en los dientes o malestar al despertar, pide una consulta hoy mismo con uno de nuestros especialistas. Tu sonrisa estará en buenas manos

Recuerda que este artículo es meramente informativo y que por ningún motivo sustituye el diagnóstico de un experto. Evita remedios caseros, acude al dentista.

Si te ha gustado este artículo, quizás te interese:

Todo lo que Debes Saber sobre los Abscesos Dentales

¿Qué Hacer en Caso de Tener Encías Enfermas?

¿Se te Rompió un Diente? Rehabilitación Oral y Tratamientos

¿Sabes qué es la Periodontitis?