5 min. de Lectura

Poca gente sabe que sus dientes pueden morir. Cuando la pulpa de tus dientes se daña y no recibe atención oportuna, puede derivar en una necrosis pulpar. Si esto sucede, debes acudir con urgencia a un especialista para salvar tu pieza dental y por lo tanto cuidar tu salud bucal.

Pero, ¿cómo saber si la pulpa de alguno de tus dientes está dañada? En este artículo te explicaremos qué es la necrosis pulpar. Te diremos algunos de sus síntomas y cuál es el tratamiento más eficaz. 

Conoce todo lo que puedes hacer para mantener tus dientes fuertes y sanos. Tu salud bucal y la de tu familia es muy importante. Cuida tu sonrisa y evita complicaciones. Aprende a leer las señales de tu cuerpo.

 

 

¿Qué es la necrosis pulpar?

La pulpa dental es uno de los componentes principales de tus dientes. Se encuentra protegida dentro del esmalte y la dentina. Cuando esta deja de recibir nutrientes y no tiene acceso al flujo sanguíneo, se produce la muerte del nervio.

Esto es lo que se conoce como necrosis pulpar o gangrena pulpar. Dependiendo de la magnitud del problema se clasifica en:

  • Parcial: Como su nombre lo indica, solo una parte de la pulpa se ve afectada. 

  • Total: Se declara necrosis o gangrena pulpar total cuando la pulpa muere por completo. 

Tipos de necrosis pulpar:

  •     Por Coagulación

Se presenta cuando la parte soluble del tejido se solidifica y se transforma en una sustancia parecida al queso, lo que se conoce como caseificación. Este tipo de necrosis se debe a una reducción importante del aporte sanguíneo o a un bloqueo total del mismo. 

  •    Por  Licuefacción

Se presenta cuando la masa blanda del tejido se vuelve líquida. Cuando esto ocurre, la presión aumenta, ya que la pulpa se encuentra en el interior de la dentina y el esmalte. La salida de pus de una cavidad de acceso indica la presencia de necrosis por licuefacción.

Conocer las causas te puede ayudar a prevenir un caso de necrosis pulpar en alguna de tus piezas dentales.

Sensibilidad dental puede indicar necrosis pulpar

Imagen vía Unsplash. Licencia CC0

¿Por qué se puede morir un diente?

La gangrena pulpar comúnmente es una consecuencia de una inflamación pulpar o pulpitis. Sin embargo, también puede ser provocada por algún golpe (traumatismo) o incluso por una caries que no haya sido tratada a tiempo. 

Sigue leyendo y descubre los síntomas o señales de la necrosis pulpar. La muerte del nervio puede implicar la pérdida del diente; por esta razón es importante que acudas a revisiones y limpiezas periódicas con tu dentista.

 

¿Qué síntomas puedes tener por necrosis pulpar?

 

Cuando la necrosis pulpar es consecuencia de una pulpitis, es normal que presentes sensibilidad o dolor dental. Dependiendo de la gravedad y el avance de la inflamación pulpar, podrías experimentar un dolor muy fuerte que aparece sin razón aparente. 

Las bebidas frías o calientes pueden detonar el dolor proveniente de una pulpitis. Si el dolor desaparece tras retirar el estímulo, lo más seguro es que se trate de una pulpitis reversible. Pero si el dolor persiste, podrías sufrir una pulpitis irreversible.

Si experimentas dolor en una pieza dental, acude inmediatamente con un especialista. Evita los remedios caseros o automedicarte. El dolor es una señal que manda tu cuerpo para indicar que algo no anda bien. Mitigar el dolor solo disfrazará el problema. 

Ya que la sensibilidad dental y el dolor pueden tener más de una causa, es probable que tu especialista haga una radiografía de la zona afectada. Solo de esta manera podrá saber con certeza cuál es tu diagnóstico y, por tanto, tu tratamiento ideal. 

Algunas personas que desarrollan gangrena pulpar tienen dientes grises, negros o de color marrón. De cualquier modo, no siempre se presenta esta anomalía. Tener mal aliento es otra de las posibles señales de necrosis pulpar. 

Las señales de la necrosis pulpar pueden confundirse fácilmente con síntomas de otros malestares o enfermedades bucales. No permitas que una situación sencilla se convierta en algo delicado. Pon tu salud bucal en manos de especialistas.

 

Endodoncia como solución a la necrosis pulpar

Si tu especialista confirma que has desarrollado necrosis pulpar, te sugerirá someterte a una terapia endodóntica para salvar el diente. Sin embargo, cuando  el daño es irreversible, tal vez sea necesario retirar el diente y colocar un implante dental

La endodoncia es un procedimiento seguro y muy sencillo: Tu odontólogo abrirá un canal en el tejido para acceder a la cámara pulpar del diente. Con ayuda de una lima, eliminará el tejido dañado o muerto y limpiará la cámara pulpar. Acto seguido, la rellenará con material termoplástico. 

Este procedimiento se realiza con anestesia, para que no sientas dolor. Pregunta a tu especialista sobre los cuidados que debes tener luego de una endodoncia. De ello depende que tu diente restaurado te dure toda la vida. 

 

Conclusión

La necrosis pulpar también se conoce como gangrena pulpar o muerte dental

Sus síntomas pueden ir desde dolor al tacto, hasta dolor y malestar que aparece sin razón aparente. 

Solo un especialista puede confirmar un diagnóstico de necrosis pulpar. 

Si presentas dolor, evita los remedios caseros o automedicarte. Mitigar el dolor podría esconder el problema y permitir que este avance de forma silenciosa. 

La endodoncia es el tratamiento más efectivo para salvar una pieza dental que ha sufrido necrosis pulpar. 

Solo un especialista puede realizar una endodoncia. 

Dentisalud es Odontología Responsable. Visita nuestro blog y conoce más sobre los cuidados de salud bucal. 

Recuerda realizarte revisiones y limpiezas profundas por lo menos dos veces al año. Haz tu cita hoy mismo y conserva tu sonrisa y la de tu familia. 

Si te ha gustado este artículo, quizás te interese:

Descubre Todo lo que Sucede en tus Dientes Cuando Fumas

¿Sabes qué Sucede Cuando Ignoras las Caries? Descúbrelo Aquí

El Sarro Dental Se Puede Eliminar: Descubre Cómo

Todo lo que Debes Saber Sobre las Úlceras Bucales