6 min. de Lectura

Una sonrisa sana es mucho más que tener dientes blancos. Tú y tu familia merecen gozar de una salud bucal plena que les permita sonreír y llevar a cabo todas sus actividades sin preocupaciones. Las caries dentales son un problema que, si no se atiende a tiempo, pueden convertirse en algo más serio. 

Pero, ¿Cómo saber si tienes caries o si alguien de tu familia necesita visitar a un especialista? Comencemos por saber qué son las caries y cómo se forman, cuáles son los tipos más comunes y, finalmente, cómo podemos evitarlas y tratarlas, si es el caso. 

Sigue leyendo y conoce todo lo que debes tener en cuenta para cuidar tu sonrisa y la de tus hijos. Prevenir complicaciones que puedan resultar en tratamientos costosos y dolorosos es posible. Tu salud bucal y la de tu familia está en tus manos.

¿Qué son las caries dentales?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha definido la caries dental como un proceso localizado de origen multifactorial, que se inicia después de la erupción dentaria; determinando el reblandecimiento del tejido duro del diente y evolucionando hasta la formación de una cavidad.

Tal vez has escuchado hablar sobre la placa y el sarro. Se trata de una película incolora que se adhiere a los dientes conformada por bacterias, las cuales se alimentan de azúcares y almidón. Al acumularse, producen un ácido que desmineraliza el esmalte de tus dientes, provocando así su erosión y la posterior formación de hendiduras. 

En el siguiente vídeo, puedes visualizar cómo se forman las caries:

 

En pocas palabras, las caries son agujeros en tus dientes, como consecuencia de la destrucción del tejido, provocada por los ácidos de las bacterias de la placa. En resumen:

  • Las bacterias se acumulan en los dientes, encías y los espacios entre los dientes. 

  • Forman una placa que se adhiere al esmalte de los dientes.

  • El sarro es la acumulación de minerales sobre la placa dentobacteriana y es otro de los causantes de caries. 

  • La placa y el sarro deterioran el esmalte. 

  • Los dientes quedan expuestos a los ácidos de la placa.

  • La erosión o deterioro provocado por la placa y sus ácidos hacen hoyos en tus dientes. 

  • Dichos agujeros o rupturas son lo que conocemos como caries. 

 

¡Duelen! Las caries llegan a ser muy dolorosas ya que pueden aparecer en la raíz del diente. Si presentas algún malestar a la hora de comer, lavarte los dientes o en cualquier momento del día, acude con un especialista para que te revise y te ayude a identificar si tienes caries, de qué tipo es y cuál es el tratamiento más adecuado. 

Tipos de caries dentales

Si tus dientes tienen una acumulación de placa y sarro, pueden aparecer en ellos distintos tipos de caries. Esta información busca brindar un poco de orientación, pero, como te comentamos anteriormente, solo tu odontólogo podrá determinar qué caries afecta tu dentadura. 

 

  • Caries de corona: también conocidas como caries por fosas y fisuras. Se trata de las caries que se forman en la superficie masticatoria de los dientes posteriores. Comúnmente se producen por una mala técnica de cepillado, así como también por una limpieza poco frecuente o nula. 
  • Caries radicular o caries de raíz: son aquellas que se presentan en las raíces de los dientes. La edad puede ser un factor importante en este tipo de caries, ya que con el tiempo la encía se retrae, dejando expuesta esta área del diente, la cual no contiene esmalte. 
  • Caries de superficie lisa: son las que aparecen en la parte plana y exterior de los dientes. Sus causas son las mismas que las anteriores, pero su tratamiento podría considerarse el más sencillo, dada su ubicación y el fácil acceso de los instrumentos de limpieza. 
  • Caries internas: se deben a una mala limpieza entre los dientes, principalmente, porque suele ser una zona de difícil acceso para la pasta de dientes y por la facilidad con la que comida, u otros agentes, se acumulan en esta área. 
  • Caries recurrentes: son aquellas que afectan partes de los dientes en las que, por condiciones como coronas y obturaciones, se genera mayor cantidad de placa y sarro. 

¿Cómo sé si tengo caries dentales?

La única forma de saber con certeza si tú o alguien de tu familia padece de caries es acudiendo a una consulta odontológica. No esperes a tener dolor para consultar el estado de tus dientes y los de tu familia. Son silenciosas y no recomendamos esperar a que comience el dolor para buscar una solución. 

Cuando acudas al dentista es importante que sepas que habrás dado un paso muy importante hacia una sonrisa sana. Con él encontrarás una respuesta a todas tus dudas; así como tips de limpieza y tratamientos, si es que llegas a necesitar atención especializada. 

¿Por qué es necesario acudir con un especialista? Lo podemos resumir en dos razones principales:

 

  • Las caries no se ven a simple vista cuando comienzan a aparecer, por lo que es necesario que alguien con instrumentos especiales y conocimiento, pueda revisar tu boca y asegurarse de que todo esté en orden. 
  • Porque solo el dentista podrá informarte si requieres de un tratamiento dental y realizarlo. 

¿Cómo puedo curarme las caries?

A reserva de lo que considere tu especialista en tu próxima visita al consultorio, podemos decirte que las caries tienen diferentes tipos de tratamientos y estos dependerán del tipo de caries que tengas y de la gravedad de esta

  • Para caries en su etapa inicial, lo más seguro y fácil es que el odontólogo realice un empaste, tras eliminar el tejido desgastado por la placa. 
  • Cuando el deterioro ha llegado hasta la pulpa dental, lo más probable es que deban realizar una endodoncia (técnica con la cual se retira el nervio dañado).

Sin duda, tu especialista siempre hará lo posible por salvar todas tus piezas dentales, pero en casos de caries muy avanzadas, en las que se ha erosionado gran parte del diente (o los dientes), será inevitable la extracción de la pieza y su reemplazo. 

Conclusión

Las caries no respetan edad. 

Es importante que cuides tu salud bucal y que cuentes con una rutina de limpieza eficiente para evitar dolorosas, incómodas e incluso peligrosas consecuencias. 

El cepillado diario, el uso de seda dental, el enjuague bucal y las revisiones periódicas son tus mejores armas en contra este mal bucal.

En Dentisalud podemos ayudarte a recuperar tu sonrisa y la de tu familia.

Cuida tu sonrisa y mantenla fuera del alcance de las caries

Si te ha gustado este artículo, quizás te interese:

¿Sabes qué es la Ortodoncia Invisible? Aquí te Decimos Todo lo que Debes Saber

Ventajas de la Rehabilitación Oral para tu Calidad de Vida

Los Implantes Dentales Pueden Cambiar tu Vida

ABC de la Salud Bucal