10 min. de Lectura

La dentadura blanca es un factor importante de nuestra apariencia, por lo que tener unos dientes blancos y bien cuidados es el objetivo de muchos. Y es que una sonrisa saludable va más allá de un asunto estético, para muchas personas se trata incluso de algo que les da seguridad ante la sociedad. El blanqueamiento dental es la solución.

Vemos en la televisión, las revistas y las redes sociales a personas con dentaduras perfectas y armoniosas; lo que muchas veces nos produce cierta insatisfacción, por no tener esa sonrisa. De hecho, algunos pueden sufrir complejos y depresión por ese motivo.

Sin duda, tener una sonrisa encantadora es algo que puede hacer sentir bien a cualquiera. Después de todo, podríamos decir que nuestra dentadura es nuestra carta de presentación inmediata frente a la sociedad.  

Ahora bien, dicho lo anterior es posible que te preguntes ¿Es posible tener unos dientes blancos y una sonrisa saludable? Por supuesto que sí y en este artículo te explicamos cómo.

 

Guía básica de cuidado dental

Consulta nuestro ebook

La importancia de los dientes blancos

Seguramente cuando sonríes para alguna selfie has notado que tus dientes están amarillos. ¿Para nada agradable cierto? La buena noticia es que existen tratamientos como el blanqueamiento dental que pueden solucionarlo.

Es obvio que no notas cuando tus dientes comienzan a mancharse, ya que es algo que ocurre gradualmente. Una vez que tu sonrisa se ha cubierto por esa desagradable capa amarillenta, el siguiente paso es acudir al odontólogo para devolverle su color blanco.

Aunque tener una dentadura amarilla no representa un problema grave de salud, sí es algo que puede afectar tu imagen y autoestima. Descubre en este artículo lo que puede hacer un blanqueamiento dental por tu sonrisa.

¿Por qué se manchan los dientes?

Primero debes saber que cuando salen los dientes definitivos, estos suelen mostrarse con un esmalte blanco como la porcelana, sin embargo, con el tiempo, y de acuerdo a los hábitos de cada persona, ese aspecto blanquecino va desapareciendo poco a poco.

El esmalte es la parte superficial y más visible del diente y su función es la de soportar el efecto de masticar, la presencia de ácidos causados por el azúcar, el roce entre dientes, la presión y los golpes accidentales.

Por todo lo anterior, el esmalte va deteriorándose y manchándose gradualmente, hasta tomar ese color de dientes amarillentos, de aspecto descuidado y nada estético.

Los principales tipos de manchas en los dientes son:

Intrínseca

Se produce cuando la dentina (parte interna del diente) se oscurece debido a algún traumatismo o sangrado; por la ingesta de antibióticos del grupo tetraciclina; o por una enfermedad congénita denominada dentinogénesis, que puede provocar manchas de color gris, amarillo o púrpura.

¿Qué alimentos causan manchas dentales?

Imagen de Pexels en Pixabay

Extrínsencas

Se producen cuando el esmalte se ve afectado por la ingesta de café, vino, refrescos y por el hábito de fumar.

Vinculadas a la edad: con el pasar de los años el esmalte que cubre los dientes tiende a volverse más fino, lo cual, sumado a una combinación de los factores intrínsecos y extrínsecos, va deteriorando el esmalte del diente manchándolo de color amarillo.

¿Por qué se tienen los dientes amarillos?

No todas las personas tienen dientes blancos, así como todas las dentaduras amarillas no se deben únicamente al consumo de café. Existen diversas causas para la aparición del tono amarillento.

A continuación, algunas de las razones que provocan dientes amarillos:

Hábitos diarios de consumo

Lo que comes y bebes a diario tiene mucho que ver con el color de tu sonrisa. Esto se debe a que algunas bebidas y alimentos poseen pigmentos que manchan los dientes.

Bebidas como el café negro, el té, el vino tinto y las gaseosas pueden mancharte los dientes.

Por otra parte, alimentos como las zanahorias, los arándanos y la remolacha también pueden causar pigmentación en tu dentadura.

Causas genéticas

La condición genética tiene una importante influencia en la coloración de tus dientes desde que tu nacimiento. Asimismo, enfermedades congénitas como amelogénesis provocan defectos en la dentina, haciendo que ésta se torne amarillenta.

Medicamentos y tratamientos

Hay medicamentos que pueden alterar el color de la dentina. Entre ellos, la tetraciclina y la doxiciclina.

Algunos antihistamínicos, medicinas para la presión arterial alta y antipsicóticos también pueden generar manchas en el color de tus dientes.

¿Cómo tener los dientes blancos?

Una vez que tu sonrisa tiene ese aspecto amarillento o manchado, lo más indicado es que acudas a un odontólogo. El especialista te hará una evaluación personalizada y te indicará cuál es el procedimiento más indicado.

Uno de los tratamientos más eficaces para transformar los dientes manchados es el blanqueamiento dental. Es un procedimiento no abrasivo y que no debilita la dentadura. No obstante, es importante que sepas que este método no tiene ningún efecto sobre restauraciones como: amalgamas, coronas o puentes.

Por lo tanto, en caso de que te hayas realizado restauraciones anteriores, el odontólogo procederá a realizarte el blanqueamiento dental y luego te hará un recambio de las restauraciones que no hayan sufrido modificaciones en su color.

El blanqueamiento dental es uno de los tratamientos más efectivos para devolver la estética deseada a tu sonrisa.

Sin embargo, recuerda que lo ideal es que tu odontólogo realice la debida valoración clínica y recomiende el procedimiento más apropiado para tu caso.

¿Qué es el blanqueamiento dental?

El blanqueamiento dental es un tratamiento que, mediante la aplicación de un gel con peróxido de hidrógeno, logra dejar los dientes más blancos y brillantes.

El blanqueamiento dental es un procedimiento estético no invasivo e indoloro, que busca alcanzar el tono original de los dientes y dejarlos lo más blancos y brillantes posible. Este tipo de tratamiento es ideal para que logres una sonrisa más atractiva y saludable.

Tipos de blanqueamiento dental

Hay varios tipos de procedimientos con los que se logra blanquear y desmanchar la dentadura.

El tipo de blanqueamiento dependerá, entre otros factores, de la severidad de las manchas dentales que poseas. El procedimiento puede requerir de una o más citas para lograr el resultado deseado.

Los tipos de blanqueamiento dental son los siguientes:

Blanqueamiento dental en casa

Para este tratamiento se le entregan al paciente unas férulas y un gel blanqueador que deberá aplicar sobre los moldes (las férulas) y usarlos en casa. El tiempo y modo de uso será indicado y seguido por el odontólogo.

Blanqueamiento dental por fotoactivación

A través de este tratamiento el paciente puede ver resultados en una consulta de menos de 1 hora. Primero se protegen las encías con una funda especial.

Seguidamente se aplica un gel blanqueador sobre los dientes y luego se usa una luz led con ajuste de intensidad variable. Este tratamiento es rápido e indoloro.

Blanqueamiento dental mixto

Este tipo de blanqueamiento combina el tratamiento de casa con el de fotoactivación. En consulta, el especialista aplicará el procedimiento con la luz led. Luego se refuerza con el gel y las férulas para uso en casa.

¿Cómo se realiza un blanqueamiento dental?

En el consultorio, el odontólogo hace uso de geles y equipos especiales de última tecnología, que actúan químicamente sobre la pieza dental para remover las manchas y pigmentaciones, con el objetivo de obtener un color más blanco y limpio.

 

 

Generalmente, el blanqueamiento dental no demora más de 30 o 40 minutos, por lo cual no tendrás que permanecer horas en el consultorio y conseguirás una sonrisa blanca y saludable en pocos minutos.

El blanqueamiento dental, obligatoriamente, debe ser practicado por un odontólogo; que es el profesional que cuenta con el debido conocimiento y la regulación sanitaria. De esta forma evitarás atravesar por experiencias dolorosas o posteriores dificultades en tu dentadura.

Antes y después del blanqueamiento dental

Antes de hacerte un blanqueamiento dental es ideal que programes una cita para evaluar tu caso, de manera que el especialista pueda determinar si eres candidato para este tipo de tratamiento o si requieres otro tipo de procedimiento.

¿Por qué es importante una evaluación, acaso todos no somos candidatos para un blanqueamiento dental? La respuesta es NO.  Si tienes enfermedad periodontal sin tratar, caries, alergia al peróxido, enfermedades cardíacas, diabetes o sensibilidad aguda, debes consultar con el dentista cuál es el tratamiento que te corresponde.

En DentiSalud cuentas con un equipo profesional que evaluará tu caso de manera integral y personalizada. Un trato humano y la atención que mereces no solo para un blanqueamiento dental, sino para otras áreas de la odontología.

Un ejemplo de la importancia de la limpieza dental cuando tienes ortodoncia:

 

Después de un tratamiento dental, el odontólogo te indicará los pasos a seguir y la rutina que deberás aplicar. Es importante que tras haberte realizado este tipo de tratamiento evites o reduzcas al máximo hábitos que manchan los dientes: excederte con café, té y vino; ingerir comidas y bebidas azucaradas; o fumar.

 

Cuidados después del blanqueamiento dental

Mira lo que debes hacer luego de un tratamiento de blanqueamiento dental.

  • Sigue las recomendaciones de tu especialista dental para asegurar el mejor resultado.
  • Aliméntate de forma sana, consume mucha agua y evita el tabaco o bebidas que manchen tus dientes.
  • Cuida tus hábitos de higiene oral, como un correcto cepillado al menos tres veces al día. Utiliza enjuague bucal y seda dental para eliminar bacterias.
  • Visita con regularidad a tu odontólogo, a fin de brindarte toda la atención que mereces.

Antes y después del blanqueamiento dental

Antes del blanqueamiento dental es esencial que programes una cita poniéndote en manos de expertos dentales. En DentiSalud contamos con un equipo totalmente capacitado y dotado de las mejores técnicas para blanquear tus dientes.

Evaluaremos tu caso y determinaremos si eres candidato para este tratamiento dental. Este punto es importante ya que antes se deben descartar enfermedades periodontales, caries, etc.

Luego del tratamiento es esencial mantener la rutina de limpieza diseñada por tu especialista. Además, debes evitar los alimentos o bebidas que puedan manchar tus dientes. El vino oscuro, café en exceso, té y azúcares en general son contraproducentes.

Asimismo, debes eliminar los vicios como fumar, ya que, además de dañar tu dentadura, afectan seriamente tu salud en general.

Conclusión

Un blanqueamiento dental sin duda alguna es la forma más efectiva y segura para lograr esa sonrisa que tanto deseas: blanca, natural, armoniosa y saludable. Lo mejor de este procedimiento es que en tan solo unos minutos puedes obtener una dentadura sana y brillante.

Los dientes manchados ya no tienen por qué ser un complejo o un problema para sentirte inseguro ante la sociedad, de la mano de profesionales puedes transformar tu dentadura y darle ese aspecto atractivo que todos sueñan tener.

Si no te gusta el aspecto o color de tu dentadura, puedes solicitar una cita a través de dentisalud.com.co. Te realizaremos un chequeo integral para determinar tu caso y definir el tratamiento más indicado para ti; aquel con el que quedes satisfecho no solo por el resultado de una hermosa sonrisa, sino también por una mejor calidad de vida.

Un correcto cepillado, blanqueamiento dental y otras acciones son sólo algunas acciones para cuidar de tus dientes. Conoce más en nuestra “Guía para cuidar tus dientes”.

 

Guía básica de cuidado dental

Consulta nuestro ebook