5 min. de Lectura

La enfermedad de encías es una infección localizada en los tejidos que rodean el diente. Esta condición puede causar más o menos molestias en el paciente, dependiendo de su avance, y puede evolucionar de una gingivitis a una periodontitis.

La periodontitis afecta a las personas de cualquier edad. No obstante, existen algunos factores que vuelven más propensas a unas personas que a otras. Además, la enfermedad también es hereditaria.

Aunque la enfermedad de encías suele ser indolora, debes estar alerta de sus síntomas para evitar complicaciones. Continúa leyendo y aprende a identificar los indicios de este padecimiento y qué tratamientos requiere.

¿Qué es la enfermedad de las encías?

La enfermedad de encías o gingivitis es una reacción inflamatoria reversible, causada por una infección provocada por la acumulación de gérmenes. Esta capa de bacterias se forma de manera natural sobre los dientes y encías, produciendo toxinas que irritan y dañan los tejidos.  

Si la enfermedad no es tratada por un especialista, empeorará y podría evolucionar a periodontitis.

La periodontitis afecta los tejidos de soporte del diente. Este escenario provoca diferentes grados de movilidad en el diente y, finalmente, ocasiona el desprendimiento definitivo de la pieza dental.

Para evitar que la enfermedad de encías cause daños severos, es importante que cuides tu salud oral. Pero también debes conocer los síntomas para atender la enfermedad a tiempo y evitar que avance.

Síntomas de la enfermedad de las encías

  • Sangrado de encías mientras se realiza el cepillado o en cualquier momento.
  • Mal aliento y mal sabor de la boca.
  • Separación de dientes y encías.
  • Sensibilidad extrema a temperaturas frías y calientes.
  • Cambio en el ajuste de dentaduras parciales.
  • Dolor al masticar.
  • Dientes flojos.
  • Inflamación.

¿Qué factores aumentan el riesgo de padecerla?

Si la placa que se forma en los dientes no es eliminada a través de tratamientos odontológicos la enfermedad de encías puede empeorar. Por eso debes estar consciente de los factores que aumentan los riesgos para evitar su aparición.

Entre los factores que incrementan la posibilidad de padecer la enfermedad de las encías están:

  • Fumar o masticar tabaco.
  • Mala higiene bucal.
  • Dientes torcidos.
  • Embarazo.
  • Diabetes.
  • Herencia.

Además de esto, algunos medicamentos utilizados para tratar enfermedades crónicas, como los que contienen esteroides, antiepilépticos y los usados en terapias contra el cáncer, también pueden aumentar el riesgo de padecer periodontitis.

 

Enfermedad de encías por el tabaco

Foto de Pixabay en Pexels. Licencia CC0

¿Hay tratamientos para curar la enfermedad de las encías?

Es importante que sepas que en algunos casos se puede padecer la enfermedad de encías y no sentir síntomas. Por esta razón, es necesario que continuamente te realices revisiones y limpiezas dentales.

Solo un dentista certificado podrá indicarte si tu caso requiere tratamiento y qué tipo de procedimiento se debe llevar a cabo.

Limpieza por debajo de las encías

La única forma de remover la placa que se ha endurecido es a través de una limpieza profesional profunda. Con ayuda odontológica especializada, la enfermedad puede tratarse en su etapa inicial y, así, prevenir complicaciones.

Sin embargo, debes conocer los tratamientos a los que debes someterte en caso de que la enfermedad de encías haya avanzado:

Raspado y alisado radicular

Consiste en una limpieza profunda que requiere la eliminación del sarro acumulado en el espacio existente entre los dientes y las encías. 

Uso de antibióticos

El dentista recetará el uso de medicamentos para evitar que la infección se extienda y la inflamación empeore. Los antibióticos van desde enjuagues bucales hasta geles.

Cirugía

Se realiza cuando la enfermedad ha avanzado hacia un caso de periodontitis crónica. En este procedimiento el dentista abre y limpia las bolsas de las encías afectadas; posteriormente, sutura las encías para fijarlas bien a los dientes.

Injertos

Este procedimiento se realiza cuando el tejido se encuentra demasiado dañado para someterlo a suturas. En él, el dentista extrae el tejido de la encía sano y lo cose sobre la encía afectada.

Conclusión

La enfermedad de encías es más común de lo que piensas y puede presentarse a cualquier edad

Para evitarla es necesario mantener una buena higiene dental. Cepíllate dos o tres veces al día, usa seda dental y enjuagues bucales, para mantener una limpieza más completa y profunda.

Por último, no dejes de lado las visitas frecuentes al dentista. Las revisiones periódicas favorecen una buena salud bucal y, por lo tanto, mantienen las enfermedades bucales a raya.

¿Tienes dudas sobre la enfermedad de encías? ¿Has detectado alguno de los síntomas aquí mencionados? No lo pienses más y agenda una consulta odontológica.

Si te ha interesado este artículo, tal vez te interese:

Los secretos del método Invisalign

Todo sobre una buena salud bucal

Tips para poseer unos dientes relucientes y muy blancos

 

Nuestros pacientes opinan:

La amabilidad, y disposición de ayuda.

Tatiana Escobar

Bogotá