7 min. de Lectura

El cuidado de tu salud oral es esencial, ya que existen muchos factores que pueden afectarla, desde caries hasta graves enfermedades. Pero, ¿sabes por qué es importante la técnica de extracción dental? Seguro lo has escuchado o tu ortodoncista pudo haberlo mencionado. Cuando se tiene una malposición dental por apiñamiento, en algunas ocasiones, la extracción dental es necesaria.

La ortodoncia implica la corrección de tu dentadura así como posicionar tus huesos de forma correcta para brindarte una mejor sonrisa. Pero existen casos en los cuales es imprescindible la remoción de alguna pieza dental, a fin de lograr los espacios para alinear correctamente la mordida.

Dientes fracturados, necesidad de espacio para futuras correcciones, “muela del juicio”, daños severos a la raíz, entre otros, pueden requerir de una extracción dental ¿Lo necesitas? Descúbrelo a continuación y prepárate a sonreír más.

 

Test de Ortodoncia

Consulta nuestro checklist

¿Qué son las extracciones dentales?

Una extracción dental es un procedimiento quirúrgico en el cual se retira la pieza dental de su cavidad. Aunque la ortodoncia está enfocada a preservar la totalidad de tus dientes, a veces es necesario extraer algunos.

Esto se realiza solo en casos estrictamente necesarios, por ejemplo, para las “muelas del juicio”, también llamadas tercer molar. En otros casos, se pueden extraer los premolares cuando hay un apiñamiento severo en el paciente. Pero hay otras razones de peso, tales como infecciones severas, enfermedad periodontal, traumatismos, etc.

 

 

Ahora bien, ¿existen consecuencias luego de retirar algún diente? ¿Cuáles son las implicaciones de una extracción dental? ¡Tranquilizate! Solo presentarías inflamación y un poco de sangrado en el área del diente extraído.

Es importante siempre seguir las recomendaciones de tu odontólogo, quien seguramente te recetará algunos analgésicos contra el dolor.

También puedes experimentar algunas molestias al abrir tu boca, debido a espasmos musculares al contraerse la mandíbula inferior. Al cabo de unos días, la sensación desaparecerá y deberás seguir ciertas recomendaciones:

  • Reposo: Evita movimientos bruscos o actividades que puedan lastimarte, como los deportes de contacto.

  • Atención a la higiene: Es esencial que mantengas tu boca libre de bacterias y gérmenes. Cepíllate cuidadosamente y limpia la zona para evitar infecciones.

  • Evita hacer buches durante los primeros días después de una extracción dental, esto porque se puede botar el coágulo y se puede generar una hemorragia.

  • No fumar: El humo del cigarrillo retrasa el proceso de cicatrización, además de facilitar las infecciones. Evita fumar y recupérate pronto.

  • Evita alimentos sólidos: Al menos por 24 horas deberás mantener una dieta blanda, sin consumo de platos o bebidas calientes.

Apiñamiento dental ¿Qué es?

¿Sabes qué es el apiñamiento dental? Se trata de una variación sobre la posición de los dientes en ambas arcadas, inferior o superior. Muchas piezas dentales se encuentran mal posicionadas, llamadas comúnmente “dientes montados”.

Se trata de una maloclusión dental que puede ocurrir tanto en niños como adultos, afectando la estética. Esta es originada por la falta de espacio y, según su gravedad, podría requerir ortodoncia y extracción dental.

Es importante saber que el apiñamiento dental influye negativamente en la salud oral ¿De qué manera? Esta maloclusión contribuye a la aparición de caries o enfermedades periodontales.

Si los dientes se encuentran muy apiñados se dificulta la limpieza, incluso el uso de seda dental. Esto a su vez, provoca un ambiente ideal para bacterias, mal aliento, placa dental, gingivitis y periodontitis.

 

Ortodoncia y extracción dental

La ortodoncia es la respuesta para una boca saludable y libre de bacterias. Podrás gozar de una sonrisa armónica con piezas dentales perdurables. Son muchas las ventajas de este tratamiento, desde dientes más blancos hasta lograr mayor autoestima.

Poder desenvolverte en tu trabajo, hablar sin timidez y lograr tus objetivos van más allá de una simple sonrisa, ¿cierto? Pero cuando sientes dolores intensos en la boca debido a caries, inflamación de la encía, infecciones o un diente partido requieres un especialista.

Las extracciones dentales forman parte del procedimiento de ortodoncia y representan una solución en casos severos. Existen dos tipos de extracciones, simple y quirúrgica, conócelas a continuación:

  • Extracción simple: Se administra anestesia local, se distiende el diente afectado con un instrumento llamado elevador, luego es extraído mediante un fórceps.
  • Extracción quirúrgica: Se administra un anestésico local, para realizar una pequeña incisión en la encía. Luego se procede a extraer quirúrgicamente el diente o muela. También existe la opción de administrar sedación consciente para este tipo de extracciones. Son realizadas con el acompañamiento de un anestesiólogo.

¿En qué casos un ortodoncista puede recomendar extracciones dentales?

Una extracción dental es ideal en ciertas situaciones especiales, las cuales serán analizadas por tu ortodoncista.

Es quien determinará tu caso en particular y la solución más adecuada para ti ¿Quieres saber cuándo puedes necesitar este tratamiento? Sigue leyendo y descúbrelo en breve.

 

Manejo de biprotrusión

También llamada protrusión dental bimaxilar, es una clase de maloclusión o desalineamiento entre los dientes superiores e inferiores donde los superiores se encuentran muy por delante de los inferiores. Básicamente, debe haber un equilibrio entre la posición y tamaño de la dentadura superior con la inferior.

De esta manera, la mordida sería realmente perfecta y más eficiente. Pero al sufrir de biprotrusión, tus dientes estarían en riesgo, debido al desgaste por contacto inadecuado. La biprotrusión se caracteriza por tener los dientes superiores e inferiores proinclinados, hacia afuera.

El exceso de fricción puede dañar las coronas, en caso de que las poseas. Además, la mala mordida puede desencadenar fracturas de dientes.

 

Extracción dental y mordida

Photo by Umanoide on Unsplash. Licencia CC0

Coordinación de los arcos

Si las arcadas superior e inferior no coinciden entre sí, tu mordida puede verse comprometida. Con el tiempo tu esmalte puede fracturarse, además de crear estrés en tu mandíbula.

Apiñamiento severo

Un apiñamiento dental severo está relacionado con poco espacio en las arcadas, lo que influirá en la mordida. Esto trae como consecuencia, problemas de masticación y TTM (Trastorno Temporo Mandibular).

Tu odontólogo sabrá si es necesario recurrir a la extracción dental para solucionar tu problema. Consulta siempre tus dudas con un experto dental.

¿Cómo se extrae un diente?

La técnica de extracción dental es ideal para evitar mayores problemas a futuro. Si estás pensando en una extracción, debes conocer el procedimiento.

  • Como primer paso, tu odontólogo se encargará de realizar los estudios pertinentes, antecedentes médicos y radiografías. En las imágenes podrá identificar la posición del diente, tamaño, forma y demás aspectos de valor.
  • Luego se procede a anestesiar la zona con un sedante de tipo local para comenzar con la extracción dental.
  • Si la extracción es simple, se anestesia, se afloja el diente y se retira con varios instrumentos. Si es quirúrgica, se procede a anestesiar, bisecar la encía y retirar el diente.

Conclusión

Una extracción dental es la solución a diversos problemas orales, pero es tu especialista quien tomará la decisión. No se trata solo de estética, sino de proporcionar una boca realmente saludable.

Si sufres de apiñamiento severo por falta de espacio o has experimentado rotura de dientes, quizá requieras este tratamiento. Es importante que siempre manejes tu salud con verdaderos expertos en este campo.

En DentiSalud conocemos tus necesidades y queremos ayudarte. Contamos con gran trayectoria, un equipo capacitado y planes especiales adaptables a tu bolsillo. Elige la mejor opción en salud dental y sonríe con mayor actitud, sonríe con DentiSalud.

 

Test de Ortodoncia

Consulta nuestro checklist

 

Si te ha interesado este artículo, tal vez podrías leer estos:

La odontología para dejar de roncar

El antes y después de tu sonrisa

La higiene y salud oral