5 min. de Lectura

Gracias a las carillas dentales, hoy mismo puedes comenzar el camino para tener tus dientes alineados, blancos, saludables y perfectos. Tener una sonrisa hermosa ya no es una fantasía o algo exclusivo de celebridades o modelos.

Con las carillas dentales nadie sabrá tu secreto, pero todos notarán tu gran sonrisa saludable; ya que se adaptan perfectamente al color y al tamaño de tus dientes y son completamente imperceptibles. 

¿Tienes dudas? Entonces continúa leyendo, en DentiSalud te hemos preparado este artículo para que conozcas qué son las carillas dentales, en qué casos se recomiendan y de qué están hechas. 

 

¿Qué son las carillas dentales?

Las carillas dentales son prótesis finas en forma de lámina que se adhieren a la superficie frontal de tus dientes. Su principal función es resolver problemas estéticos y de oclusión. Se trata de una solución permanente y de fácil mantenimiento. 

Es una de las formas más efectivas de conseguir una sonrisa perfecta, sin tener que someterte a dolorosos tratamientos. Algunas personas suelen confundirlas con las coronas dentales, pero se trata de una solución diferente a otros problemas. 

Si quieres mejorar tu sonrisa y no sabes aún si esta opción es la más adecuada para ti, quédate con nosotros, conoce sus 3 principales beneficios y los materiales con el que suelen fabricarse. 

Recuerda que este artículo es meramente informativo y no reemplaza la opinión de un experto. Si deseas obtener un diagnóstico adecuado para tu caso, acude al odontólogo.

 

Protección de dientes con carillas dentales

Photo by Nathan Cowley from Pexels. Licencia CC0

 

¿En qué casos se pueden colocar? Razones para su uso

Además de ayudarte a mantener una boca saludable; las carillas dentales tienen grandes beneficios estéticos. Te sorprenderá todo lo que estas prótesis dentales pueden hacer por ti y por tu familia. Además, no requieren de complejos cuidados o mantenimiento.

 

Cuando el esmalte dental está dañado

El esmalte dental es una capa muy importante que se encarga de cubrir la dentina, los nervios, la pulpa y la raíz del diente. El sarro, la placa y otros factores pueden dañar esta capa y su deterioro es irreversible. 

Por esta razón, las carillas dentales son la alternativa perfecta para proteger tus dientes del paso del tiempo y los agentes que afectan el esmalte dental

 

Carillas dentales y mejor sonrisa

Photo by Helena Lopes from Pexels. Licencia CC0

 

Mejora de la estética dental

Muchas personas piensan de inmediato en los implantes dentales cuando se les fractura un diente. No obstante, en muchos de los casos, un diente roto se puede salvar gracias al uso de carillas dentales.

Pero aún hay más. No sólo te ayudarán a rescatar un diente astillado o fracturado, también son útiles para corregir la forma de tus dientes.  Así que podrás volver a sonreír sin esconder tus dientes. 

¿Dientes muy separados? Tampoco es problema. Cuando tienes mucho espacio entre los dientes podría generarse la ilusión de una sonrisa incompleta. Las carillas dentales también son efectivas para corregir ese incómodo espacio entre los dientes. 

 

Blanqueo de sonrisa 

Tus dientes van perdiendo su color natural con el paso del tiempo. Es normal y algunos alimentos y malos hábitos, como el tabaco, pueden acelerar esta situación. En algunas ocasiones una o dos sesiones de blanqueamiento dental pueden ayudar a resolver el problema, pero, ¿qué pasa cuando ya no es una opción?

Las carillas dentales también se pueden utilizar para cubrir dientes manchados, decolorados o con tonalidad distinta al resto de tu sonrisa. Además están fabricadas con un material que difícilmente se mancha. Sin duda, obtendrás una sonrisa blanca por muchos años.

Para tener una sonrisa perfecta, además de las carillas dentales, te recomendamos acudir dos veces al año al odontólogo para una sesión de limpieza. Recuerda que tu salud bucal es muy importante.

 

Carillas dentales: cerámicas mayor duración

Photo by Savannah Dematteo from Pexels. Licencia CC0

 

Tipos de materiales de carillas dentales

Las resinas se fabrican a la medida y al color de tus dientes, para ofrecerte una apariencia natural. Es por eso que deberás acudir por lo menos a dos sesiones con tu especialista. 

En la primera cita, evaluará tu dentadura, su estado y cada una de tus piezas dentales; con el fin de tomar las medidas de tus dientes y conocer las características especiales de tu boca y, así, fabricar las carillas. 

En la segunda cita, estas se adhieren a tus dientes y listo: ya tienes una sonrisa perfecta para conquistar el mundo. Pero, ¿de qué están hechas? Las carillas dentales se fabrican principalmente en dos materiales: composite y cerámica.

 

Composite 

Se fabrican con un tipo de resina. A diferencia de las carillas de cerámica, se pueden colocar en una sola sesión. Su proceso de colocación es menos invasivo y rápido. Son de fácil mantenimiento, pero requieren de ciertos cuidados especiales.

 

Cerámica

Son una opción mucho más completa que las de composite. Suelen fabricarse en laboratorios, por lo que pueden tomar más tiempo de colocación que las de composite. Sin embargo, los resultados son mucho más naturales y duraderos que con las anteriores. 

Esto es porque las carillas de cerámica suelen ser más resistentes al desgaste, a las manchas y a la decoloración; además, su tiempo de vida útil es mucho más prolongado. No obstante, su colocación es más invasiva que las de composite.

 

Conclusión

Esa sonrisa perfecta que tanto has soñado es posible. Las carillas dentales resuelven tanto los problemas estéticos, como los funcionales, de tu sonrisa. 

Pregunta a tu odontólogo cuál es la opción más adecuada para ti y comienza hoy mismo tu camino hacia la sonrisa de tus sueños. 

En DentiSalud contamos con diferentes tratamientos y opciones para que nunca dejes de sonreír.

 

Si te ha gustado este artículo, quizás de interese:

¡Descubre la ortodoncia invisible!

Cepillo eléctrico o convencional, ¿cuál elegir?

La sensibilidad oral es tema serio. Conoce todo lo que debes saber 

Descubre si el diseño de sonrisa es para ti