6 min. de Lectura

Hoy hablaremos de un problema muy común en las sonrisas y que es principalmente estético. Se trata de la sonrisa gingival. Si tú, o alguien en tu familia esconde su sonrisa porque siente que muestra mucha encía, este artículo es para ti.  Si bien no se trata de un asunto que ponga en riesgo tu salud bucal, es importante que tú y toda tu familia puedan sonreír con libertad. 

La sonrisa gingival es un problema en las encías que afecta tanto a hombres como mujeres y que tiene solución. 

Sigue leyendo y conoce cómo puedes saber si tienes sonrisa gingival; así como también las diferentes causas y su solución. Descubre el poder de tu sonrisa y compártela con el mundo. 

 

¿Qué es la sonrisa gingival? 

Si alguna vez has pensado lo siguiente: que tus dientes son muy pequeños; que tienes las encías muy grandes; o que tu labio superior o inferior se desplazan mucho al sonreír, es posible que tengas una sonrisa gingival. 

 

 

Sonreír es uno de los gestos más humanos y liberadores que tenemos los seres humanos. ¿Cuántas veces no te ha tomado por sorpresa tu propia sonrisa? Seguramente más de una vez por día. Pero, ¿qué pasa cuando no es perfecta?

La sonrisa gingival es un tipo de sonrisa en el que la encía predomina con respecto a los dientes. Es decir, la proporción de dientes-encía no está equilibrada y puede producir diferentes efectos visuales, tales como:

  • Dientes pequeños.

  • Labios pequeños.

  • Encías muy grandes.

Se trata de un asunto principalmente estético, esto significa que ni tu salud bucal ni tu salud en general están en riesgo. De cualquier modo, siempre será importante que cuentes con una sonrisa que a ti te guste. Sigue leyendo y descubre la importancia de tus encías y su papel al sonreír.

Importancia de la encía en la sonrisa y cuándo se considera sonrisa gingival

Así como es importante que cuides la salud de tus encías, también lo es que cuides su parte estética. Después de todo, la encía es uno de los elementos principales en tu sonrisa y una sonrisa perfecta es aquella que tiene el balance perfecto de todos sus elementos.

 

Soluciones a la sonrisa gingival

Imagen de Pexels en Pixabay. Licencia CC0

 

Sabemos que tener dientes blancos suele ser una de las principales preocupaciones de la población. No obstante, existen muchos otros aspectos de tu sonrisa a los que debes poner mucha atención. Uno de ellos es la proporción visual entre tus dientes y tus encías. 

Cuando sonríes, es normal que se exponga parte de tus encías; sin embargo, no a todas las personas les agrada el aspecto. Pero, ¿cómo saber cuando se trata de una desproporción?

Uno de los criterios que más alcance ha tenido al respecto es el siguiente: una sonrisa balanceada es aquella en la que se muestra 2 mm de encía. Cuando la encía excede su proporción, se trata de una sonrisa gingival y se clasifican bajo el siguiente criterio:

  • Grado I: 2 – 4 mm de encía. 

  • Grado II: 4 – 6 mm de encía. 

  • Grado III: 6 o más mm de encía. 

Posición dentaria 

En ocasiones la sobreerupción de los incisivos superiores y su falta de contacto con los inferiores puede dar un efecto de desproporción. Dando la apariencia de tener encías muy grandes o incluso inflamadas. 

Erupción pasiva alterada 

Algunas personas, al sonreír, muestran dientes con apariencia muy pequeña. En ocasiones se debe a un problema durante la erupción dental: parte de la corona de sus dientes quedó cubierta por la encía. 

Labio superior con mucha movilidad

Hay personas que al hablar o al sonreír desplazan de forma excesiva el labio superior hacia arriba. Esto provoca que las encías estén más expuestas de lo normal. Al igual que la sobreerupción de los incisivos genera la ilusión de tener encías muy grandes.

 

Sonrisa gingival y su origen

Imagen de Andii Samperio en Pixabay. Licencia CC0

 

¿Cómo se soluciona la sonrisa gingival?

Una boca saludable es también una boca que sonríe con libertad. La buena noticia es que la sonrisa gingival tiene solución y la mejor parte es que no es una mala noticia. Dependiendo del origen de tu sonrisa gingival, la odontología te ofrece diferentes soluciones. 

Cirugía Ortognática

Existen casos de sonrisa gingival donde el problema no es la encía como tal sino el largo del hueso maxilar. En estos casos es es necesaria una cirugía un poco más invasiva como la Cirugía Ortognática. Dicho procedimiento consiste en realizar cortes en el hueso para elevar el maxilar superior de forma vertical.

Gingivectomía

Es perfecta para personas que tuvieron algún problema de erupción dental. Cuando los dientes no “salen” completos y una porción de la corona queda cubierta por la encía se provoca el efecto de una sonrisa gingival.

 

Durante este procedimiento se descubre la parte del diente que debería estar expuesta con ayuda de un bisturí eléctrico. No deja cicatriz y la recuperación es sencilla y rápida. 

 

Tratamiento de ortodoncia

Las personas que son candidatas a este procedimiento son aquellas que presentan sobreerupción de los incisivos superiores. Sin embargo, ya que en estos casos la cirugía no ofrecería una solución efectiva, la mejor opción es iniciar un tratamiento de ortodoncia que te ayude a recuperar la armonía de tu sonrisa

 

Conclusión 

La sonrisa perfecta no se limita únicamente a tener dientes blancos, existen diferentes factores que intervienen en el efecto de la sonrisa ideal.

Si muestras más de 2 mm de encía al sonreír, es probable que tengas una sonrisa gingival.

La sonrisa gingival no representa un riesgo para la salud bucal ni la general; no obstante, puede representar un problema para quien la tiene. 

En Dentisalud nos preocupamos por tu salud bucal y la armonía de tu sonrisa.

Si te ha gustado este artículo, quizás te interese:

Prótesis Dentales: ¿Cómo Saber si Necesitas Una?

Conoce el Paso a Paso de un Diseño de Sonrisa

Descubre si el Blanqueamiento Dental es para ti

Limpieza Dental: La Clave para tu Sonrisa Perfecta

Diseño de Sonrisa: ¿Es para ti? Descúbrelo