6 min. de Lectura

Tener encías sangrantes es una de las condiciones más comunes cuando algo no anda bien con tu salud oral. El sangrado puede aparecer cuando te cepillas, mientras usas seda dental o simplemente cuando comes.

El sangrado de encías puede presentarse en tus rutinas habituales, pero no es algo normal. De hecho, puede ser síntoma de que tienes una enfermedad periodontal. La buena noticia es que puedes prevenirla teniendo en cuenta algunos consejos sencillos.

¿Te preocupa tener encías sangrantes? No te mortifiques más, aquí verás algunos consejos útiles que pueden servirte para aliviar y también prevenir esta condición.

Ebook cuidado de las encías

Consulta nuestra guía

 

Encías sangrantes ¿Por qué sucede?

A menudo se piensa que las encías sangrantes son consecuencia de un cepillado agresivo y por eso se le resta importancia. Pero, el sangrado es una señal inequívoca de una afección oral provocada por una mala higiene bucal.

El sangrado de encías es un síntoma de que el tejido está inflamado a causa de la acumulación de placa y sarro. Cuando no hay buena higiene los dientes no reciben una limpieza correcta, se acumula placa bacteriana causando inflamación.

Sin embargo, hay otras condiciones que pueden aumentar el riesgo de tener encías sangrantes. Las más comunes son:

 

Enfermedades sistémicas

Enfermedades como la leucemia y la diabetes aumentan la respuesta inflamatoria frente a las bacterias de la boca. Incluso estas patologías pueden dificultar el proceso de sanación y acelerar la destrucción del tejido que sujeta al diente.

 

Alteraciones hormonales

La pubertad, los ciclos menstruales, el embarazo y la menopausia interfieren en la irrigación del tejido gingival. Durante estos cambios el organismo es más vulnerable y su respuesta para actuar frente a las toxinas es menos eficiente.

Todas estas condiciones hacen que el paciente sea más propenso a padecer enfermedades periodontales.

 

Ingesta de algunos medicamentos

Algunos fármacos provocan inflamación del tejido gingival y lo hace más propenso a sufrir sangrado. Los medicamentos que más afectan las encías son los  anticonvulsivos, anticonceptivos, inmunosupresores y bloqueadores de los canales de calcio.

cómo tratar encías sangrantes

Photo by Andrea Piacquadio from Pexels. Licencia CC0

¿Qué debo hacer cuando sangran las encías?

Una vez que has detectado el sangrado de encías lo primero es acudir con el odontólogo para hacer una valoración de tu caso. El profesional ofrecerá un diagnóstico y te indicará el mejor tratamiento a seguir.

Cuanto antes detectes las encías sangrantes más rápida y sencilla será la solución por parte del especialista. No obstante, hay algunos cuidados que puedes realizar para aliviar la condición de forma inmediata. Conócelos en el próximo enunciado.

 

Remedios o curaciones para las encías sangrantes

Estos son los remedios caseros que puedes usar a modo de enjuague bucal para aliviar los síntomas de las encías sangrantes:

Bicarbonato

Solo debes disolver una cucharada de bicarbonato en medio vaso de agua. Déjalo reposar en la nevera por unos minutos hasta que esté fresco. Luego realiza enjuagues sin tragar la bebida. Hazlo unas dos o tres veces al día después de la comida.

 

Mezcla de té de jengibre con sal

Ralla un poco de jengibre (equivalente a una cucharada). Mézclalo con agua en una olla y deja que haga ebullición para agregarle una cucharadita de sal. Apaga y deja enfriar a temperatura ambiente y lleva a la nevera. Cuando esté fresco realiza enjuagues.  

 

Té de menta fresca

Toma cinco hojitas de menta fresca, colócalas en una olla con medio vaso de agua y deja hervir. Apaga, deja reposar y lleva al refrigerador por cinco minutos. Realiza enjuagues procurando mantener el líquido en la boca al menos 30 segundos.

 

Aloe vera

Toma una rama de la planta, corta y extrae la pulpa pegajosa y traslúcida. Con el gel obtenido masajea suavemente las encías por uno o dos minutos y luego cepíllate de forma habitual.

Como puedes ver, existen diferentes “recetas” caseras que puedes usar para aliviar las encías sangrantes. Sin embargo, es importante que tengas en cuenta que nada sustituye la debida valoración de un profesional.

Si bien es cierto que la medicina natural es buena, siempre será muy importante la evaluación clínica y el tratamiento proporcionado por un profesional.

En DentiSalud sabemos que la salud no puede esperar ni mucho menos se puede detener por la cuarentena. Por esa razón, si padeces de encías sangrantes te invitamos a realizar nuestra consulta virtual desde la comodidad de tu hogar.

Encías sangrantes en mujeres embarazadas

Durante el embarazo la mujer atraviesa por diversos cambios en diferentes partes del cuerpo, incluso en la boca. Las encías sangrantes en la etapa de gestación es bastante común y se debe al aumento del riego sanguíneo por todo el cuerpo.

En los meses de embarazo también se producen altos niveles de progesterona. Esto origina que las encías reaccionen más a la acumulación de placa, se inflamen y sangren.

Es importante resaltar que esta condición se resuelve -en la mayoría de los casos- una vez que ha culminado el embarazo. En todo caso, te aconsejamos consultar con tu odontólogo sobre los cuidados necesarios para tener una boca sana durante el embarazo.

 

¿Qué puede hacer un odontólogo por ti?

Hay casos de encías sangrantes en los que la hemorragia es leve y puede detenerse con 30 segundos de enjuague bucal. Este paso debe hacerse tras un cepillado suave y hasta que las encías vuelvan a la normalidad.

Pero en los casos graves de encías sangrantes es necesario visitar a un periodoncista. El profesional medirá la profundidad que ha alcanzado el sarro. También se evaluará el nivel de inflamación, la propensión al sangrado y si hay recesión gingival (encías retraídas).

Si el daño al tejido es menor, el profesional hará una limpieza profunda para eliminar la placa y disminuir la irritación. Pero, si hay complicaciones mayores es necesario realizar una profilaxis o un tratamiento periodontal.

 

Conclusión

Las encías sangrantes deben atenderse de forma inmediata, de preferencia con la debida valoración de un odontólogo. Como pudiste ver, también es posible aplicar remedios caseros, pero solo para aliviar los síntomas.

Es esencial que un especialista sea quien evalúe el caso y arroje un diagnóstico. Después de todo, se trata de un tejido importante que sostiene las piezas dentales y requiere la atención de un profesional.

En Dentisalud te brindamos la asesoría odontológica que necesitas para curar las encías sangrantes. Además, ponemos a tu disposición nuestra consulta virtual que puede resultar útil en estos tiempos de pandemia.

Ebook cuidado de las encías

Consulta nuestra guía

Si te ha gustado este artículo, tal vez podrían interesarte estos:

Esto es lo que le ocurre en tu boca cuando no eliminas el sarro dental

Todo lo que debes saber sobre el deterioro dental y sus tratamientos

Lo que debes saber sobre la enfermedad de las encías