7 min. de Lectura

Cuando se trata de lesiones en la cavidad bucal, siempre se debe acudir con especialistas. Las lesiones maxilares requieren de atenciones específicas, dependiendo del tipo de lesión y la zona. 

Ya que se trata de un área expuesta a diferentes riesgos, muchas personas presentan más de una lesión maxilar a lo largo de su vida. Afortunadamente, existen soluciones y tratamientos para cada caso y paciente. 

Sigue leyendo y conoce todo lo que debes saber sobre las lesiones maxilofaciales, algunos de sus síntomas y tratamientos. Recuerda que debes evitar cualquier remedio casero, si experimentas dolor o crees tener algún tipo de lesión, acude hoy mismo con un especialista.

 

Índice de Contenido

¿Qué son los maxilares?

Maxilar inferior

Es el hueso movible que te permite realizar movimientos de bisagra como apertura, cierre y lateralidades para actividades como comer o hablar.  

Maxilar superior

Es un hueso fijo que no permite movimientos por sí sólo,  participa en movimientos realizados por el maxilar inferior.

 

Tipos de lesiones maxilofaciales

Una sonrisa perfecta requiere de atención y cuidados, que van más allá del cepillado diario y una limpieza profunda periódica. Existen diferentes lesiones, enfermedades y condiciones bucales que es importante que tengas presente para asegurar tu salud oral.

 

Muchas veces, basta con sentir dolor para saber que algo no está bien. Pero, ¿qué pasa cuando las señales que está mandando tu cuerpo no son tan alarmantes? Sigue leyendo y conoce las principales lesiones maxilofaciales, sus síntomas y qué hacer en caso de sufrir alguna.

 

Lesiones en la encía 

Tu encía, o tejido gingival, como también puede llamarse, es el tejido maxilar, tanto superior como inferior que rodea tus dientes. Forma parte del periodonto y algunas de las lesiones más comunes en esta zona de la boca son:

  • Aftas

  • Leucoplasia

  • Candidiasis

Las aftas son pequeñas lesiones dolorosas, que pueden complicar tareas muy sencillas y básicas como comer o hablar. Son esas protuberancias blancas rodeadas por una zona eritematosa o enrojecida. Normalmente se curan solas, pero el proceso es lento y doloroso. 

La leucoplasia se relaciona principalmente con el tabaquismo así como con personas cuyo sistema inmune se encuentra debilitado o comprometido. Tienen aspecto de parches blanquecinos y pueden aparecer tanto en la boca, lengua, encías o parte interna de la mejilla. 

La candidiasis no debe confundirse con un afta común. Su principal diferencia en apariencia es su color amarillento cremoso. Es causada por un hongo y suele presentarse en personas portadoras de prótesis dentales con déficit en la higiene. 

 

 

Lesiones en tejidos periodontales

Las lesiones y el daño a los tejidos periodontales pueden afectar a pacientes de cualquier edad. Es importante que recuerdes que esta es tan solo una guía y no sustituye la opinión o diagnóstico de personal experto.

Las lesiones del tejido periodontal van desde lesiones menores; una concusión (traumatismo leve), la cual no compromete la posición de tus piezas dentales ni su movilidad. En cambio una avulsión es el desplazamiento total de tu diente fuera de su alveolo. 

A continuación te presentamos una lista de las diferentes lesiones del tejido periodontal en orden de gravedad.

  • La concusión es un trauma de baja gravedad en el cual el diente se mantiene en su posición.

  • La subluxación es un trauma de mayor gravedad, donde se afectan las fibras periodontales (tejido de soporte del diente) produciendo sensibilidad, movilidad y sangrado sin movimiento del diente. 

  • La luxación intrusiva es el movimiento del diente dentro del hueso alveolar (hundimiento), normalmente se fractura el hueso. 

  • La luxación extrusiva es el desplazamiento coronal (hacia afuera) del diente con separación parcial del ligamento periodontal. 

  • La luxación lateral: Es el movimiento del diente hacia adelante o atrás y se acompaña de fractura del hueso alveolar y daño periodontal parcial. 

  • La avulsión: El diente sale completamente del complejo alveolar ocasionado por la ruptura total de los tejidos de soporte. 

 

Fracturas dentales

Hablar de fracturas dentales abarca mucho más que dientes partidos a la mitad. En algunas ocasiones una pieza dental puede estar fracturada sin que se note a simple vista. Un golpe, bruxismo, caries o el deterioro por la edad, son las principales causas de fracturas dentales.

Evita morder objetos como bolígrafos, hielo, semillas o cualquier otra cosa que pueda dañar tus dientes. Acude con un especialista si sospechas que sufres de bruxismo, detectarlo a tiempo te ayudará a conservar el buen estado de tus dientes. 

 

Lesiones del hueso alveolar

Las lesiones del hueso alveolar representan un riesgo alto para el paciente. Son resultado de impactos agresivos en las estructuras biológicas dentales. En algunos casos, son consecuencia de impactos en estructuras adyacentes. 

  • Fractura conminuta del alveolo: el hueso queda dividido en varias partes por aplastamiento o compresión que ocasiona el diente en la luxación intrusiva (desplazamiento hacia adentro) y lateral (hacia adelante o hacia atrás) 

  • Fractura simple de la pared alveolar: se limita a la fractura de alguna de las paredes del hueso sin afectar al diente. 

  • Fractura del proceso alveolar: este tipo de fractura del hueso  puede o no afectar al diente. 

  • Fractura del maxilar: fractura extensa donde puede o no estar involucrado el hueso alveolar. 

 

Síntomas de una lesión maxilar

Como podrás ver, las lesiones maxilares pueden variar, desde una abrasión de la encía, hasta una fractura del maxilar. Cada una de las lesiones que hemos mencionado vienen acompañadas de diversos síntomas y señales. De cualquier modo, la mayoría presentará uno o más de los siguientes síntomas:

  • Dolor a la hora de comer

  • Dolor o molestia para hablar

  • Dolor al mover la boca

  • Sangrado

  • Dolor permanente

  • Dolor al tacto

  • Sangrado durante el cepillado o aseo dental

  • Sangrado al tacto

  • Sangrado sin estímulo

  • Dolor intermitente

  • Inflamación

 

¿Qué hacer en caso de sufrir una lesión maxilar?

Si has experimentado uno o más de los síntomas anteriores, es importante que acudas inmediatamente con un especialista. Recuerda que los remedios caseros podrían causar un daño mayor, por lo que es importante que evites automedicarte o intentar tratamientos que no son los de un experto.

 

 

En DentiSalud estamos listos para atenderte. Si sospechas que tú o alguien de tu familia tiene una lesión maxilar, no dejes pasar más tiempo y pide hoy mismo una cita. En las lesiones maxilares el tiempo es un factor crucial. 

Confía en DentiSalud. Nosotros realizamos diagnósticos con la más avanzada tecnología y te ofreceremos el tratamiento más adecuado para ti. 

 

Conclusión

La lesiones maxilofaciales abarcan desde una abrasión en la encía hasta una fractura de la mandíbula. 

Si tú o alguien de tu familia experimenta dolor al hablar, comer o al tacto, acudan hoy mismo con un especialista. 

Evita los remedios caseros y consulta siempre a expertos. En Dentisalud estamos listos para recibirte a ti y a tu familia. 

No permitas que un problema menor se convierta en un asunto de gravedad, recuerda que el tiempo es un factor muy importante. 

Visita nuestro blog para conocer más acerca de tu salud bucal.

 

Si te ha gustado este artículo, quizás te interese

Carillas Dentales: Tu Mejor Aliado para una Sonrisa Perfecta

Descubre qué Son y Cómo se Colocan las Coronas Dentales

Periodontitis: Cómo Detectarla a Tiempo

¿Sabes qué es un Absceso Dental? No Dejes que Atente Contra tu Salud