6 min. de Lectura

¿Sabes qué ocurre luego de tu ortodoncia? Tal vez estés emocionado por la culminación de este proceso que te brindará una mejor sonrisa, ¿cierto? Tranquilizate, aún estás en la fase final, la elección entre varios tipos de retenedores dentales.

Estos dispositivos se colocan al finalizar tu ortodoncia y cumplen una función indispensable, mantener la estabilidad de tus dientes. Si quieres sonreír confiadamente y avanzar en tu vida con seguridad, este es un paso que no debes omitir.

Acá descubrirás qué son los retenedores dentales, sus tipos y excelentes consejos súper provechosos para su correcta utilización. Además, aprende el motivo por el cual los ortodoncistas lo recomiendan ampliamente.

 

Índice de Contenido

¿Qué son los retenedores dentales?

Los retenedores dentales son posicionadores para mantener alineados y fijos tus dientes, luego de la ortodoncia. Como sabrás, este tratamiento consta de micromovimientos en dientes y huesos maxilares hasta lograr su posición correcta.

Ahora, al remover tu aparato de ortodoncia, luego de varios meses, será necesario minimizar los movimientos dentales no deseados. Aquí es donde toma protagonismo la última etapa, la fase de retención.

 

 

Si prescindes de este periodo lograrás que tus piezas dentales pierdan alineación y, por ende, el trabajo de ortodoncia. Lo más recomendable es seguir las indicaciones de tu ortodoncista para obtener los resultados esperados sin riesgos.

 

Tipos de retenedores dentales

Existen muchas alternativas para preservar tu sonrisa luego del tratamiento de ortodoncia. Actualmente cuentas con varios tipos de retenedores dentales que evitarán que tus dientes se muevan a direcciones no deseadas.

¿Quieres conocerlos? Entonces, toma nota y consulta con tu odontólogo sobre el dispositivo más idóneo para tu caso específico.

 

Retenedores dentales fijos

Este tipo de retenedores dentales se usan en caso de inestabilidad intraarticular, cuando se requiera mayor tiempo de retención. Se trata de un alambre trenzado muy fino y cementado en la cara interna de los dientes.

Son colocados de canino a canino en la arcada inferior y superior, brindando discreción y estética por estar ocultos. Además, son muy cómodos y no interferirán en el habla ni producirán heridas por el roce.

Este tipo de retenedores posee diversas ventajas, entre las cuales se encuentran:

  • Proporcionan una retención permanente y correcta posición dental durante las 24 horas.

  • Por su naturaleza fija, no te olvidarás de colocarlos.

  • Es muy resistente y durable, así que podrás usarlo durante muchos años.

  • Al igual que la ortodoncia lingual, contarás con estética y podrás desenvolverte tranquilamente en tu círculo social.

 

Retenedores dentales de arco continuo

También llamado “Placa de Hawley”, este tipo de retenedor dental posee una forma de arco compuesto de metal. Este se coloca en los molares y cuenta con un paladar fabricado en acrílico o resina.

Aunque visible sobre la parte externa de los dientes, es el dispositivo más utilizado con resultados positivos. El retenedor de arco continuo es totalmente removible y es ideal para pacientes que presentaron mordida abierta muy acusada.

¿Qué ventajas ofrece este tipo de retenedores dentales? Veamos…

  • El retenedor de arco continuo previene la sobremordida por su retención total, ya que cubre el paladar completo.
  • Por ser removible puedes limpiarlo con facilidad y retirarlo cuando lo desees.

Placas Essix

La placa Essix o también denominada como “férula” es uno de los tipos de retenedores más estéticos y casi imperceptibles. Esta pieza está elaborada por una estructura delgada de un plástico especial transparente para alinear tus dientes.

Lo mejor de este retenedor es que es de tipo removible, adaptándose a la posición de tus piezas dentales. Además, podrás comer a gusto, cepillar tus dientes y volverlos a colocar en tu boca.

¿Por qué los ortodoncistas recomiendan el uso de retenedores dentales?

El uso de los retenedores dentales, sea cual sea su tipo, es totalmente recomendado por especialistas de la salud dental ¿Cuál es la razón?

La respuesta es simple, evitar el movimiento no deseado de tus piezas dentales, provocando una desalineación. Además, las presiones en tejidos blandos son capaces de producir una constante tendencia recidiva (recaída luego del tratamiento).

Consejos para usar retenedores dentales

Tus dientes están en constante movimiento durante toda la vida. Pero con la orientación de tu odontólogo y siguiendo estas recomendaciones, podrás gozar de una excelente sonrisa.

Utiliza un retenedor de ortodoncia para dormir.

Luego de la ortodoncia, puedes seguir usándolo por 24 horas durante 3 meses.

Mantén siempre una buena higiene dental.

Los retenedores dentales pierden su firmeza al cabo de un tiempo, por lo que deberás cambiarlos. Al notar desperfectos consulta a tu dentista.

Si utilizas un tipo de retenedor removible, es recomendable mojarlo antes de insertarlo en tu boca. De esta manera evitarás cualquier tipo de molestia o dolor.

Recuerda visitar a tu ortodoncista de forma periódica para que te guíe sobre cualquier duda dental.

Limpieza de los retenedores dentales

Es esencial mantener una correcta higiene, tanto en tu boca como en tus retenedores. Esto te ayudará a obtener la mejor salud dental y una hermosa sonrisa ¿Sabes cómo lograrlo? Apréndelo a continuación.

Si posees un retenedor removible, límpialo cuidadosamente con un cepillo suave y jabón neutro.

Procura almacenar tu retenedor en estado totalmente seco. De esta manera, evitarás que la pieza adopte malos olores.

Trata de esterilizar tu retenedor dental con algún producto especial, al menos una o dos veces por semana. Consulta con tu especialista.

Conclusión

En el mercado existen muchos tipos de retenedores dentales. Están fabricados para cada caso en específico y diseñados para satisfacer a cada paciente.

Todos son realmente útiles y necesarios luego del tratamiento de ortodoncia, ya que no querrás ver tus dientes desalineados. Mucho menos después de haber utilizado un aparato de ortodoncia durante tanto tiempo, ¿verdad?

Recuerda que si omites la fase de retención (uso del retenedor dental), se perderá todo un trabajo de ortodoncia. Ahora que ya conoces los retenedores removibles y fijos, sabes que cuentan con grandes bondades como durabilidad o estética.

Pero lo más importante es la orientación y soporte del experto, tu odontólogo. En DentiSalud conocemos tus exigencias y estamos dispuestos a atenderte. Contamos con absoluta experiencia en salud dental y un equipo que te brindará una hermosa sonrisa.

Esta es tu oportunidad de brillar y sonreír sin miedo. Logra tus objetivos y cautiva a todos a tu alrededor con una sonrisa ganadora, una sonrisa Dentisalud.

 

Ortodoncia para adultos

Consulta nuestro ebook

 

Si te ha interesado este artículo, tal vez podrías leer estos:

Evita las urgencias dentales ahora

¿Conoces los mejores alimentos para tu salud dental?

Logra un espectacular diseño de sonrisa