6 min. de Lectura

lILa nutrición que estás llevando es determinante para que tu sistema inmunológico funcione adecuadamente. Literal, eres lo que comes. Por lo tanto, si tienes una dieta pobre en nutrientes tu cuerpo comenzará a emitir sus propias señales de alerta.  

Caída del cabello, herpes labiales, dolores musculares y mala cicatrización, sin razón aparente son señales de un sistema inmune deprimido. Esta es una de las formas en las que el organismo te puede estar alertando sobre una mala nutrición.

Aquí te explicaremos cómo los nutrientes inciden directamente en la respuesta de tu sistema inmunológico. Además, te daremos las claves para levantar tus defensas. Presta atención y potencia tu salud al máximo con los datos que verás a continuación.

 

Importancia del sistema inmunológico. ¿Para qué sirve?

El cuerpo humano está constantemente expuesto a innumerables agentes dañinos que resultan una amenaza para el organismo. Es aquí cuando entra en juego el sistema inmunológico.

El sistema inmune tiene como función proteger al organismo de virus, bacterias e infecciones. Éste tiene la capacidad de reconocer lo que le es propio y lo que no.

Básicamente funciona como un escáner para identificar y eliminar cualquier agente dañino.

¿Es importante lo que comemos?

Sin duda, lo que comemos resulta vital para tener un sistema inmunológico fuerte. Nuestra salud y absolutamente todos los procesos y requerimientos del cuerpo humano están estrechamente vinculados a la dieta que llevamos.

Todo lo que ingerimos influirá positiva o negativamente sobre nuestro sistema inmune. Si llevamos una dieta sana, variada y equipada con todos los nutrientes, nuestra salud será siempre óptima.

Pero si por el contrario tenemos una dieta pobre, dejamos al cuerpo desprovisto de armas para enfrentar virus, alergias y otras enfermedades.

Vitamina C en sistema inmunológico

Photo by Omid Armin on Unsplash. Licencia CC0

 

¿Qué comer para fortalecer tu sistema inmune?

Puede que comer comida muy sana te parezca todo un reto. Sin embargo, saber qué comer para tener un sistema inmunológico de lujo es más fácil de lo que crees. Aquí te contamos cómo levantar tus defensas con los alimentos adecuados.

Vitamina C

Además de combatir contra los radicales libres, la Vitamina C tiene un enorme efecto antioxidante. Favorece un adecuado funcionamiento de los vasos sanguíneos y eleva la capacidad del cuerpo de absorber el hierro en los alimentos.

Por si fuera poco, la Vitamina C es determinante para el fortalecimiento de huesos, dientes y una piel sana. Alimentos como fresas, kiwi, naranjas, limón, brócoli, perejil y pimientos son ricos en esta vitamina.

 

Vitamina A

Es determinante para funciones como la creación de membranas. Éstas son clave en la protección contra infecciones que puedan dañar tracto digestivo y pulmones. Podríamos decir que es un ingrediente de oro para un sistema inmunológico óptimo.

Asimismo, la Vitamina A es vital para tener buena vista, uñas y cabello sanos y fuertes. Además, ayuda a mantener el esmalte dental. La podemos encontrar en huevos, hígado de ternera, zanahorias, espinacas y papa dulce.

Zinc

Este mineral es súper importante para los procesos metabólicos de nuestro cuerpo y la reparación de tejidos y células. Este mineral es vital en el fortalecimiento de las defensas. La carne de cerdo magra, carne roja, los huevos y las ostras son ricas en Zinc.

También el arroz integral, el chocolate oscuro y las semillas de calabaza contienen este preciado mineral. Sin duda, un mineral clave para el sistema inmunológico.

 

Selenio y sistema inmunológico

Photo by Kate Remmer on Unsplash. Licencia CC0

 

Hierro

Es vital para el transporte de oxígeno y dióxido de carbono en la sangre. Participa en la producción de hemoglobina. Las carnes rojas magras están en la cima de los alimentos con mayor contenido de Hierro.

Los mariscos, pistachos, almendras, avellanas y la quinua son excelente fuentes de Hierro que ayudarán a tu sistema inmunológico.

 

Selenio

Un nutriente vital para la producción de enzimas antioxidantes, que intervienen en la prevención del daño celular. También es de gran importancia para un adecuado funcionamiento de la glándula tiroidea.

Además, el cuerpo requiere de Selenio para la producción de ADN y proteger al organismo contra infecciones. El arroz y pan integral son alimentos ricos en Selenio. También está presente en mariscos, pollo, nueces y productos lácteos.

Flavonoides

Estos pigmentos naturales protegen al organismo contra daños causados por agentes como polución y rayos ultravioletas. Están presentes en ciruelas, arándanos, manzanas, fresas, naranjas y espinacas.

 

Complejo B

El Complejo B está compuesto por ocho vitaminas:

  • Tiamina (B1)

  • Riboflavina (B2)

  • Niacina (B3)

  • Ácido pantoténico (B5)

  • Piridoxina (B6)

  • Biotina (B7, también conocida como vitamina H)

  • Ácido fólico (B9)

  • Cobalamina (B12)

 

Es esencial para un buen funcionamiento del sistema nervioso. También es importante para reforzar el buen funcionamiento del ADN, mejorar el tono muscular y prevenir lesiones en piel y mucosas.

 

Bienestar y qué comer

Photo by Michele Krozser from Burst. Licencia CC0

 

Podemos encontrarlo en alimentos como sardinas, huevos, pollo, salmón, atún, brócoli, aguacate, yogurt y lentejas. La carne roja magra, carne de cerdo y los mariscos también son una fuente rica de vitaminas del Complejo B.

 

Conclusión

Como ves la alimentación y los nutrientes que obtenemos de ella son determinantes para favorecer nuestro sistema inmunológico. El funcionamiento completo de nuestro cuerpo dependerá de qué tan bien nos estemos nutriendo.

Procesos celulares, funciones cerebrales, de reproducción, fortalecimiento de huesos y prevención de enfermedades. Estos son solo algunos de los aspectos más importantes en los que interviene nuestro sistema inmune.

Para mantener unas defensas no solo basta una alimentación rica en nutrientes. Nuestros hábitos diarios también deben ser evaluados. La actividad física es esencial para fortalecer el sistema inmunológico.

Incluso cosas que crees que no están relacionadas con tu sistema inmune son súper importantes. El cuidado de tus dientes es un ejemplo. Sin embargo, malos hábitos como una mala higiene bucodental puede exponerte a infecciones y otras enfermedades.

En DentiSalud te brindamos la atención odontológica que necesitas para tener una salud dental en óptimo estado. Te ayudamos con una sonrisa bonita y a darte las herramientas para evitar daños a tu sistema inmunológico.

 

Si te ha gustado este artículo, tal vez podrían interesarte estos:

Mira los peligros de no eliminar el sarro dental

Reconoce los síntomas de la enfermedad de las encías y cómo curarla

Claves que debes conocer para una buena limpieza dental