6 min. de Lectura

Los odontólogos aplican diferentes tipos de radiografías dentales para una evaluación complementaria. En principio, para llegar a un diagnóstico, el especialista elabora una historia clínica; te hará preguntas de salud general y bucal, hábitos, medicación habitual, entre otras.

No obstante, en ocasiones será necesario un examen de rayos X. Éste utiliza radiaciones ionizantes que, al atravesar los tejidos, dejan una imagen que muestra el estado de toda nuestra área bucodental.

En ese sentido, ofrece una visión de estructuras no superficiales; también muestra con precisión lesiones que clínicamente no se pueden diferenciar de otras. Ahora bien, existen radiografías dentales para cada caso en particular; es por ello que hoy te las explicaremos.

¿Para qué son las radiografías dentales?

Las radiografías dentales revelan aquello que a simple vista no se puede notar. Por ejemplo, empastes de plata y restauraciones estéticas o metálicas aparecerán de color blanco. Por otra parte, las estructuras blandas, caries, nervios, se observan radiolucidos (color negro) mientras que dientes, tejidos duros y líquidos, se revelan como sombras de color gris.

¿Por qué son importantes?

Los exámenes de rayos X son un apoyo importante para que los odontólogos puedan diagnosticar con precisión. En consecuencia, podrán indicar el tratamiento idóneo y hacer seguimiento.

Estos exámenes ayudan a determinar enfermedades y lesiones de los dientes y de las encías antes de que sean evidentes.

Tipos de radiografías dentales

Como te adelantamos al comienzo, existen varios tipos de radiografías. Una clasificación principal las divide en intraorales y extraorales. A continuación, te explicamos las radiografías más comunes que entran en estas dos categorías.

Radiografías dentales

Imagen de Daniel Alvarez en Pixabay. Licencia CC0

Radiografías intraorales: Radiografía periapical, Radiografía aleta de mordida, Oclusal

Este tipo de radiografías se denominan así porque la película radiográfica se coloca en el interior de la boca. En esta clasificación encontramos las siguientes:

  • Periapical: Una pequeña radiografía que muestra todo el diente, desde la corona a la raíz, incluyendo el tejido circundante. Se usa para valorar problemas del diente y de su tejido de soporte, así como problemas e infecciones más allá del diente.
  • Interproximal o aleta de mordida: Este tipo de radiografía muestra en detalle los dientes de una zona en concreto. Los dientes, sus raíces y el hueso que los soporta se ven desde el lateral. Se usa para valorar específicamente las coronas de los dientes y permite detectar caries; principalmente interproximales.
  • Oclusal: En este caso, la placa es mordida y sirve para observar el arco entero de los dientes. Así, se pueden evaluar dientes que aún no salen. Usualmente se utiliza en niños cuyas mandíbulas están en desarrollo.

Radiografías extraorales: Ortopantomografía, TAC Dental y Cefalometría

Son denominadas así ya que la película radiográfica está fuera de la boca del paciente. Te explicamos tres que entran en esta clasificación.

  • Ortopantomografía o panorámica: Es la radiografía base, la que suele hacerse de primero; muestra toda la boca, dientes y maxilares. Su limitante: la imagen resultante es en 2D. Los odontólogos recurren a ella para visualizar dientes que no hayan erupcionado o evaluar alguna anomalía no detectable a simple vista.
  • TAC: Este tipo de radiografía muestra una imagen tridimensional, gracias al escaneo de todas las perspectivas de la boca. Con este examen se logra apreciar la dentadura con gran detalle y precisión.
  • Cefalometría o radiografía lateral de cráneo: Requiere un estudio exhaustivo denominado análisis cefalométrico. Es usada principalmente en pacientes que requieren ortodoncia, para valorar la situación de los huesos del cráneo con relación a la posición de las piezas dentales.

¿Por qué hay desconfianza?

Todos los exámenes mencionados son radiaciones ionizantes. Solo con esto podemos entender la desconfianza o temor de algunas personas. La exposición excesiva a radiación puede provocar alteración en las células del cuerpo humano. 

Pero, no hay por qué temer. En odontología los aparatos de radiografía dental exponen a radiación en muy baja medida al paciente; sobre todo los equipos de rayos X intraoral.

Radiografías dentales para ortodoncia

Foto de Cedric Fauntleroy en Pexels. Licencia CC0

Dosis máximas de radiación

Los tejidos absorben una pequeña parte de la radiación que se genera en una radiografía dental. La radiación recibida se mide en milisieverts (mSv) y se le conoce como “dosis efectiva”.

Dicha radiación se compara con la “radiación natural de fondo”; que se refiere a la cantidad de radiación recibida de fuentes naturales. Tal es el caso del sol, teléfonos celulares o satélites. Esta dosis es de aproximadamente 3msv al año.

En ese sentido, las dosis en exámenes radiológicos dentales intraorales y cefalométricos son clínicamente las más bajas. En el caso de las radiografías panorámicas varía, pero no superan a la exposición de unos pocos días de radiación natural de fondo.

Pero a ver, pongamos un ejemplo: en una radiografía digital, la cantidad de radiación recibida es de 0,005msv; una dosis mucho menor a la que genera el sol.

Si bien las herramientas de las radiografías están diseñadas para una mínima exposición del cuerpo a la radiación, es importante tener un control. Esto debido a que las dosis recibidas aumentan con la frecuencia de exposición tanto en pacientes como en los odontólogos.

Las técnicas aplicadas deben tomar todas las precauciones que garanticen la menor exposición a las radiaciones. Para ello existe el principio ALARA.

Cuidados antes de hacerte una radiografía dental

Para los tipos de radiografías dentales que hemos explicado acá no se requiere una preparación especial. Simplemente en el momento previo a realizarse el examen debes quitarte los objetos de metal en el área de exposición a los rayos X.

En ocasiones te darán un delantal con recubrimiento de plomo para proteger el abdomen y la tiroides. Si eres una paciente con posibilidad de estar embarazada coméntalo al odontólogo.

Conclusión

De acuerdo al tipo de evaluación que vaya a realizar el especialista, indicará un tipo de radiografía. En principio, se suele pedir una panorámica para ver el estado general de la zona bucodental. De ahí podrá requerirse otro estudio más específico o localizado.

Si requieres realizar algún tipo de radiografía dental siéntete seguro con DentiSalud. Seguimos un estricto protocolo de atención y contamos con la tecnología exigida para reducir la exposición a la radiación.

¿Quieres más información? Comunícate a nuestros números telefónicos o escribe directo en nuestro apartado de contacto. Estamos para servirte.

De acuerdo a los problemas dentales que tengas, los especialistas en diseño de sonrisa indicarán el tratamiento más efectivo.

 

Si te gustó este artículo, tal vez podrían interesarte estos:

Muelas de juicio: ¿Cuándo extraerlas?

Tipos de ortodoncia para una alineación dental perfecta

Diseño de sonrisa en el tratamiento de problemas dentales