5 min. de Lectura

Sabemos que tu sonrisa y la de tu familia son muy importantes para ti. Tener una dentadura perfecta es algo que va más allá de una aspiración estética. Hoy queremos hablarte de un problema que podría afectar a tus hijos y a tu familia: la fluorosis dental.

Durante la etapa de formación dental de tus hijos es muy importante contar con una rutina de limpieza adecuada. Sin embargo, hay otros factores a tomar en cuenta para que sus dientes crezcan sanos y fuertes. 

Sigue leyendo y descubre qué es la fluorosis dental y cómo puede afectar tu sonrisa y la de tu familia. Al final de leer este artículo, sabrás exactamente cuáles son sus causas y sus diferentes tratamientos. 

 

¿Qué es la fluorosis dental?

Sin más preámbulo, la fluorosis dental es una alteración en el esmalte dental. Principalmente se manifiesta como manchas blancas, aunque en realidad su apariencia depende del grado o severidad.

 

Si detectas alguna anomalía en el color de tus dientes es posible que se trate de una manifestación de fluorosis. De cualquier manera, siempre será necesaria la validación de un especialista. ¿Quieres saber qué lo provoca? Sigue leyendo y descúbrelo.

¿Por qué sucede? 

La fluorosis aparece como consecuencia de una sobreexposición al flúor durante la etapa de formación de los dientes. Este período abarca desde el nacimiento hasta los 6 y 8 años de edad. Los niveles elevados de flúor impiden que el esmalte de tus dientes madure correctamente.

 

¿Cómo detectarla? 

Si bien su principal manifestación son las manchas en los dientes, no todas las manchas son consecuencia de una fluorosis. La mejor manera de detectarla es acudiendo con un especialista, quien realizará una revisión minuciosa a tu dentadura o la de tus hijos.

Es importante que evites cualquier tipo de remedio casero. Si observas alguna anomalía en tu sonrisa o la de tu familia, por muy inofensiva que parezca, tu mejor opción siempre será acudir al odontólogo.  

Solo un especialista podrá diferenciar correctamente entre los diferentes tipos de decoloraciones que pueden aparecer en el esmalte de los dientes. Asimismo, existen diferentes niveles o tipos de fluorosis que debes conocer. 

 

Tipos de fluorosis dental

A mayor exposición al fluoruro, mayor será la posibilidad de daño en tu dentadura. Para facilitar su tratamiento, este padecimiento se ha divido en tres diferentes categorías. Cada una corresponde a un nivel de daño o deterioro del esmalte. 

 

Leve

La sobreexposición al fluoruro fue baja o su efecto es mínimo. Se manifiesta por la aparición de líneas en la superficie de tus dientes. Algunos las describen como estrías. En algunos casos, dichas líneas pueden ser tan sutiles que podrían pasar desapercibidas.

 

Los primeros años son clave en la fluorosis

Photo by Kelly Sikkema on Unsplash. Licencia CC0

 

Moderada

Cuando se trata de una fluorosis dental moderada, los dientes presentan manchas blancas opacas. A diferencia de la creencia común, la dureza del esmalte no está comprometida, por lo que tus dientes son resistentes a las caries. 

 

Severa

Cuando hablamos de una fluorosis dental aguda o severa, el esmalte si sufre un desgaste importante. Podemos describirlo como un esmalte quebradizo. Se presentan manchas marrón claro u oscuro en los dientes. Como su nombre lo indica, es el más delicado de los tres tipos de fluorosis. 

 

¿Cómo eliminar la fluorosis dental?

Manchas en los dientes, líneas con forma de estrías, vulnerabilidad ante las caries: todo esto suena a malas noticias. ¿Cómo se soluciona? Para tu tranquilidad y la de tu familia, la fluorosis dental tiene solución

Sin duda, lo primero que salta a la vista es el tema estético. La fluorosis afecta visualmente tu sonrisa. Es normal sentir incomodidad al sonreír cuando una o más piezas dentales están manchadas o incluso ligeramente afectadas en su forma. 

La buena noticia es que existen opciones tanto para el tema estético como para la vulnerabilidad ante las caries. Todo depende del tipo de fluorosis y del estado de tu dentadura. Revisemos las soluciones principales y recupera tu sonrisa y la de tu familia. 

 

Sonrisa perfecta contra fluorosis dental

Photo by Matthew Henry from Burst. Licencia CC0

 

Blanqueamiento dental

Cuando tus dientes presentan ligeras manchas o líneas poco invasivas por fluorosis, el blanqueamiento puede ser una excelente opción. Después de todo, la afectación se limitaría a un asunto estético, por lo que un blanqueamiento lo resolvería a la perfección. 

De cualquier modo, es muy importante contar con una valoración previa para corroborar que efectivamente seas candidato al blanqueamiento dental. Tu especialista querrá descartar cualquier enfermedad periodontal, sensibilidad o algún otro factor que pueda obstruir el tratamiento.

 

Carillas dentales

Para los casos más severos de fluorosis dental, algunos especialistas pueden recomendar la colocación de carillas dentales. Se trata de unas prótesis finas que se colocan en la superficie frontal de tus dientes. 

La mayoría de las veces se recomienda un blanqueamiento dental como segundo paso para igualar el color de las piezas dentales naturales y las carillas. Consiguiendo así una sonrisa mucho más estética y seductora.  

 

Conclusión

La fluorosis dental es mucho más común de lo que podrías imaginar. 

Su origen se remonta a los primeros años de vida, durante la etapa de formación de los dientes. 

El principal causante de fluorosis dental es la sobreexposición al fluoruro, ya sea por alimentos, suplementos y productos con grandes cantidades de este elemento. 

Algunos alimentos como pescados, ciertas verduras e incluso té y café se consideran fuentes alimenticias de fluoruro. 

Es importante cuidar tu alimentación y la de tu familia, principalmente en sus primeras etapas de vida. Utiliza siempre productos de higiene dental acordes a la edad de cada miembro de tu familia

Recuerda acudir periódicamente con tu odontólogo y evitar cualquier remedio casero. Tu salud comienza por la boca.

 

Si te ha gustado este artículo, quizás te interese:

¡Comparte la Sonrisa con Tus Hijos!

Dile Adiós a la Odontofobia. No Más Temor al Odontólogo

¿Sabes Por Qué es Tan Importante la Saliva?