8 min. de Lectura

Las bacterias orales y una mala higiene son las causas más comunes de las enfermedades de la boca. Sin embargo, existen otros factores que pueden detonar la aparición de infecciones muy desagradables en esta zona del cuerpo.

La boca es una de las partes del cuerpo más importantes, ya que la usamos a diario para comer y hablar. También una de las más vulnerables a padecer enfermedades que pueden afectar su funcionalidad y resultar muy molestas.

Afortunadamente las enfermedades de la boca no solo pueden tratarse y sanar sin problema. Además, pueden prevenirse con cuidados básicos y buena atención médica. Conoce cuáles son las afecciones orales más frecuentes.

Aprende a cuidar de tu sonrisa

Descarga nuestro ebook

¿Qué enfermedades de la boca puedo tener?

La caries es la enfermedad oral más conocida, pero no es la única que afecta la salud bucal.

De hecho, existe una amplia lista de patologías que pueden comprometer tu bienestar. Conoce a continuación cuáles son estas enfermedades de la boca.

Aftas bucales o llagas

Las aftas también son conocidas como úlceras bucales. Son afecciones que suelen aparecer en el epitelio de la mucosa bucal, las encías e incluso los labios.

Pueden ser ocasionadas por lesiones del área bucal, por trastornos hormonales, cambios en tu alimentación y también por alergias.

Pueden variar su tamaño y coloración, (blanquecinas, amarillas o crema con bordes rojos y en algunos casos grisáceas). Las aftas no son contagiosas ni tienden a derivar en problemas graves.

Sin embargo, es posible que causen un poco de dolor y dificultar tanto al comer como al hablar.

Bruxismo

Este tipo de enfermedad de la boca se conoce como rechinar o apretar los dientes y se presenta generalmente en las noches durante las horas de sueño. Sin embargo, puede suceder en cualquier momento del día.

Entre los factores que pueden detonar el bruxismo se encuentran el estrés, ansiedad, depresión, empastes dentales, genética, problemas de mordida (oclusión dental) y los medicamentos antidepresivos.

Con el tiempo, el bruxismo puede causar desgaste dental, dolor de cabeza, de mandíbula o de oídos. El odontólogo puede controlar, más no curar el bruxismo colocando un protector bucal hecho a la medida.

Cuando la causa de esta enfermedad es de origen emocional, es recomendable practicar ejercicios y actividades que ayuden a liberar las preocupaciones y el estrés.

Evita las enfermedades de la boca

https://www.freepik.es/foto-gratis/malestar-fruncir-ceno-joven-europea-camisa-rayas-mano-mejilla-debido-al-dolor-muelas_11526819.htm?query=dolor%20dental. Licencia CC0

Caries dentales

La caries dental figura entre las enfermedades de la boca más frecuentes. Se trata de una lesión generada por los ácidos que producen las bacterias de la placa depositada en la superficie dental.

Esta no es una enfermedad grave para la salud de los pacientes, siempre que sea tratada oportunamente por un especialista.

Si la caries no es atendida a tiempo puede extenderse a capas más profundas del diente y provocar daños irreversibles.

Las consecuencias van desde dolor intenso e infecciones hasta la pérdida de las piezas afectadas. Pese a que las caries son más frecuentes entre los niños, los adultos también pueden padecerlas, especialmente si sufren de sequedad bucal.

 

Candidiasis bucal

Es una infección de hongos que se manifiesta como una película de color blanquecino o crema en la boca. Generalmente la candidiasis bucal se origina en personas que tienen debilitado su sistema inmunitario.

Entre los factores de riesgo de esta clase de enfermedades de la boca se encuentran el cáncer, VIH y usar esteroides para controlar el asma y la diabetes.

Gingivitis

Es la etapa más leve de la enfermedad de las encías. La principal causa de la gingivitis se atribuye a una mala higiene oral, ya que estimula la formación de placa sobre las piezas dentales.

No obstante, hay otros factores que pueden aumentar el riesgo de padecer gingivitis. Entre ellos, consumo de tabaco, edad avanzada, mala nutrición y medicamentos como anticonvulsivos y bloqueadores de los canales de calcio.

Condiciones como VIH, leucemia y cáncer, menstruación, embarazo y menopausia, factores genéticos y cambios hormonales durante la pubertad, infecciones virales, restauraciones dentales deficientes y apiñamiento de piezas dentales también son factores de riesgo.

Halitosis

A esta enfermedad de la boca comúnmente se le conoce como mal aliento y es un trastorno oral causado por malos hábitos de higiene y alimentación.

Una dieta poco saludable, una técnica de cepillado inadecuada y el consumo de tabaco son causantes de la halitosis. Sin embargo, la enfermedad también puede ser causada por infecciones en la boca.

Cambios en la rutina de higiene y una dieta sana y balanceada ayudan a corregir el problema.

Herpangina

Pese a que puede ocurrir a cualquier edad, la herpangina es una enfermedad más común entre niños de 3 a 10 años.

Esta es una enfermedad viral que involucra úlceras dentro de la boca. La herpangina es muy dolorosa y posee un aspecto de color blanco y borde rojizo.

Herpes bucal

El herpes bucal se presenta como ampollas llenas de líquido, las cuales son ocasionadas por un virus llamado herpes simple tipo 1.

Este aparece alrededor de los labios o el mentón y generalmente son de coloración roja, amarilla o gris, además de ser altamente contagioso.

Glosodinia

También conocida como disestesia oral o síndrome de la boca ardiente, la glosodinia consta de la presencia de ardor recurrente en la boca sin razón aparente.

Los factores de riesgo de esta enfermedad están asociados a trastornos hormonales, deficiencias nutricionales y problemas neurológicos.

Leucoplaquia

Es una enfermedad de la boca que se manifiesta mediante la formación de placas blanquecinas en las encías y la superficie de la lengua. No son del todo claras las causas de la leucoplaquia.

Pero se cree que el consumo excesivo de alcohol y el tabaco son factores de riesgo. Padecer leucoplaquia incrementa las probabilidades de padecer cáncer de boca, por lo cual resulta esencial detectar la enfermedad y tratarla a tiempo.

Lengua negra vellosa

La lengua negra vellosa es una condición oral inofensiva, la cual es provocada por la acumulación de células epiteliales muertas en las protuberancias de las papilas gustativas.

El consumo de tabaco y el uso de antibióticos son factores de riesgo asociados a esta enfermedad de la boca.

Liquen plano

Es una enfermedad que afecta las membranas mucosas en el interior bucal. El liquen plano oral se manifiesta con la aparición de manchas blancas, tejidos rojos y llagas que suelen causar dolor y molestias.

El liquen plano es contagioso y suele aparecer cuando el sistema inmunitario ataca las células de las membranas mucosas orales.

Periodontitis

Es la etapa más grave de la enfermedad de las encías, cuando las fibras y el hueso han sido dañados irreversiblemente. La periodontitis puede ocasionar que se aflojen las piezas dentales, ocasionando su pérdida.

¿Sabes cómo se desarrolla la periodontitis? Esta clase de patología en la boca empieza desde la acumulación de placa bacteriana.

Al calcificarse la placa debajo de la línea de las encías, se transforma en sarro y resulta muy difícil de remover con el cepillado habitual. Esto afecta los tejidos de soporte del diente, así como el hueso.

Mucositis oral

La mucositis oral es un efecto secundario por la ingesta de medicamentos para el tratamiento de cáncer. Se presenta como inflamación en los tejidos de la boca.

También es común en pacientes de quimioterapia o radioterapia para

el cáncer de boca o cáncer de garganta.

Mucocele

El mucocele es una pequeña protuberancia indolora en la parte interna de la boca, producto de acumulación de líquido salival.

Puede variar desde 1 milímetro hasta 1 centímetro de diámetro. Su principal causa está relacionada con traumatismos, específicamente por morderte el labio.

Aprende a cuidar de tu sonrisa

Descarga nuestro ebook

Conclusión

Una higiene adecuada, un estilo de vida saludable y visitas frecuentes al especialista son pautas esenciales para prevenir la aparición de enfermedades de la boca.

Una técnica de cepillado correcta -al menos dos veces al día- el uso de enjuague y seda dental es fundamental para eliminar las bacterias que suelen alojarse en la boca.

Además, es importante evitar el consumo de tabaco ya que es un factor de riesgo en la aparición de varias afecciones orales.

¿Te preocupa tener alguna de estas enfermedades de la boca y no saber cómo detectarlas? En DentiSalud contamos con un equipo de profesionales que pueden valorar tu caso y determinar un tratamiento adecuado y oportuno.

 

Si te gustó este artículo, tal vez podrían interesarte estos:

Una adecuada salud bucal para una sonrisa perfecta

Aprende cómo solucionar el deterioro dental

¿Encías sangrantes? Descubre cómo tratar esta condición