6 min. de Lectura

Dado que las emergencias odontológicas son imprevistas, saber cómo actuar nos evitará poner en riesgo nuestra salud. En ocasiones, sentimos una fuerte molestia en nuestros dientes y postergamos la ida al odontólogo con algún calmante: No lo hagas.

Cuando ocurren estos episodios, lo recomendable es ponerte en contacto con el especialista para actuar informado y en función de la gravedad del caso. Podría tratarse de un evento simple o requerir atención inmediata.

En este artículo aprenderás a identificar los tipos de emergencias odontológicas más comunes y cómo actuar previo a la atención del profesional.

¿Qué se consideran como emergencias odontológicas?

Una emergencia dental se refiere a traumas en la boca que causan inflamación de tejidos blandos, sangrado, dolor; laceraciones, fracturas coronarias o de raíz. Frente a estos escenarios, insistimos, la atención médica es necesaria. 

Si bien no ponen en riesgo la vida, para el paciente una molestia difícil de soportar constituye una emergencia dental. Debe tratarse en la brevedad porque puede empeorar o ser aviso de la existencia de alguna patología o enfermedad.

¿Quieres conocer las emergencias odontológicas más comunes?

Dientes rotos, fisurados o fracturados

Según el nivel de daño, hay distintos tipos de fracturas dentales. Las fisuras, por ejemplo, solo llegan al esmalte. No obstante, hay lesiones que alcanzan la dentina, e incluso al nervio.

De hecho, hay fisuras que son imperceptibles a la vista o al tacto y se pueden detectar por síntomas como la sensibilidad o el dolor. 

Es incómodo saber que tienes la sonrisa imperfecta, pero más allá del tema estético, las fracturas pueden generar problemas severos. En estos casos debes atenderte cuanto antes.

Una fractura dental puede generar dolor

Foto de Pavel Danilyuk en Pexels. Licencia CC0

 

Para tratar este tipo de emergencias existen distintas opciones, todas de la mano del especialista dental:

 

  • Restauraciones. Para fracturas a nivel del esmalte, se aplica restauración de metal o resina. 
  • Corona dental. Es una prótesis fija, empleada para cubrir un diente dañado en su totalidad por fractura moderada. 
  • Carillas dentales. Solventa casos de fractura leve a moderada en dientes posteriores. Son recubrimientos estéticos que se colocan sobre los dientes. 
  • Endodoncia. Restaura las piezas fracturadas, cuyo daño se ha extendido a la pulpa. Con este procedimiento se busca salvar la pieza dental
  • Extracción del diente. Cuando el daño llegó a la raíz del diente y es irreparable, se procede a la extracción.
  • Adhesión dental. Consiste en aplicar una resina directo en la fractura, cuidando igualar el color del diente. 

Abscesos dentales o infecciones

Las infecciones son derivadas de caries que no han sido tratadas hace mucho tiempo; provocan un fuerte dolor porque llegan al nervio dentario. También pueden producirse por una pieza dental rota o con fisura.

El odontólogo atenderá la caries y de ser necesario iniciará un tratamiento de conducto.

Caída de coronas dentales

Las coronas dentales funcionan como un complemento artificial. Se emplean para cubrir espacios vacíos que quedan entre los pilares de los puentes dentales, para restaurar un diente fracturado o con defectos que no puede arreglarse con relleno.

La pérdida de la corona dental debe ser tratada por un profesional para prevenir complicaciones o molestias adicionales. Sin duda, es una de las emergencias odontológicas más comunes que vemos en DentiSalud.

Caída de Calza o resina dental (caries)

La resina puede caerse por varias razones: desgaste por masticación o presión, aparición de caries alrededor de la zona.

Apenas notes que perdiste esa protección debes enjuagar tu boca para evitar tragar algún pedazo de empaste. En todo caso no es tóxico, así que despreocupate.

Lo siguiente y más importante es evitar masticar con el diente afectado para reducir el riesgo de acumulación de residuos en el área, irritación o infección.

Agenda tu consulta cuanto antes para que puedan examinar y reponer la calza. Si dejas pasar mucho tiempo, te arriesgas a una nueva caries.

Absceso gingival

Un absceso gingival es una infección que suele ser causada en el espacio entre el diente y la encía por restos de alimentos. Debe ser tratado de inmediato para evitar que se agrave. Es de las emergencias odontológicas más comunes.

Esta afección genera inflamación del área y dolor. En personas con enfermedad periodontal severa, ocurre pérdida irreversible de la inserción del diente; puesto que las bacterias se acumulan bajo la encía y en el hueso.

emergencia dental puede requerir operación

Foto de Cedric Fauntleroy en Pexels. Licencia CC0

Aflojamiento de un diente

Una de las emergencias odontológicas más comunes es el aflojamiento de un diente. Un diente puede quedar flojo por muchas causas. Entre ellas se encuentran:

 

  • Enfermedad de las encías, al debilitarse el tejido gingival.

  • El rechinar de dientes o bruxismo.

  • Lesiones o accidentes.

  • Osteoporosis, una enfermedad que debilita los huesos y los vuelve porosos.

 

Si tienes enfermedad de las encías, una limpieza dental profesional o profilaxis es primordial para eliminar el sarro. 

No obstante, dependiendo de la evaluación que realice el especialista, entre las opciones para tratar los dientes flojos están:

  • Protector bucal. A los pacientes que sufren de bruxismo se les puede indicar usar un protector bucal al dormir; esto a fin de crear una barrera protectora entre los dientes superiores e inferiores.
  • Entablillar. Si el diente no se ha salido de las encías, se le puede colocar una férula de apoyo para evitar que se mueva.
  • Ajuste de mordida. Para reducir la presión sobre el diente, se reforma la superficie del diente mediante la eliminación de pequeñas cantidades de esmalte dental.
  • Cirugía gingival. Consiste en una serie de incisiones en sus encías para extraer tejido y realizar un procedimiento de raspado y alisado radicular. El tejido se vuelve a unir al término del procedimiento.
  • Injerto óseo. Para reparar el hueso enfermo, se utilizan fragmentos de hueso de otra área de su cuerpo o material especial de injerto.
  • Extracción. Esto aplica si el hueso está muy afectado. Se extrae el diente y luego se pone un implante con una corona o un puente dental.

Conclusión

Hasta la persona más precavida puede tener emergencias odontológicas. Por muy leves que puedan ser las molestias, la primera acción es consultar con tu odontólogo.

En DentiSalud nos preocupamos por orientarte para preservar tu salud bucodental y atender las situaciones imprevistas.  Solicita tu cita para que cuentes con una correcta evaluación y tratamiento. 

¿Te resultó útil este contenido? Compártelo con alguien que lo pueda necesitar.

Si te gustó este artículo, tal vez podrían interesarte estos:

Problemas dentales que requieren atención inmediata

Mejores tratamientos para las caries

Diseño de sonrisa para problemas dentales